Se reducen los casos de coronavirus que Sanidad había confirmado en Lanzarote: "No lo tengo, es una alegría"

La concejal de Sanidad de Tías, la doctora Laura Callero, ha dado negativo en la segunda prueba. De los siete casos anunciados por la Consejería, cuatro estaban en realidad pendientes del segundo test que se realiza en Madrid, y ahora podrían descartarse

Se reducen los casos de coronavirus que Sanidad había confirmado en Lanzarote: No lo tengo, es una alegría
Se reducen los casos de coronavirus que Sanidad había confirmado en Lanzarote: No lo tengo, es una alegría

Los siete casos de coronavirus que la Consejería de Sanidad había confirmado en Lanzarote se han visto reducidos en la tarde de este martes, al recibirse los resultados del segundo test que se realiza en el Hospital Carlos III de Madrid. "Ha dado negativo, no lo tengo", ha confirmado a La Voz la concejal de Sanidad de Tías, Laura Callero, que estaba entre los pacientes que se habían contabilizado en la isla.

"Es una alegría, por supuesto", ha señalado Callero, que también es médico del servicio de Urgencias del Hospital Molina Orosa. De hecho, ha señalado que ésa era su mayor preocupación, ya que a raíz del falso positivo que dio el primer test, también tuvieron que mantenerse en aislamiento otros compañeros con los que había estado en contacto. "Yo personalmente estaba tranquila y me encontraba bien, pero tenía el apuro por los que estaban teniendo que doblar turnos, porque muchos no estábamos pudiendo ir a trabajar".

Al igual que su caso, hay otros tres que dieron positivo en el primer test que se realiza en Lanzarote, y que Sanidad dio por confirmados, aunque en realidad estaban pendientes del resultado de la segunda muestra enviada a Madrid. De hecho, la presidenta del Cabildo, María Dolores Corujo, ha corregido este martes los datos aportados por la Consejería, precisado que en la isla solo hay tres casos confirmados al 100%, mientras que los otros cuatro podrían terminar siendo descartados.

 

"Yo me encontraba bien"


Aunque la primera prueba se realiza en la isla, ésta tiene un margen de error y por eso se envía una segunda muestra al Hospital Carlos III, que es el centro de referencia para toda España. Y ésa es la que sirve para confirmar o descartar cada caso, como ha ocurrido en el de Laura Callero.

"Yo de por sí, de todos modos, estaba tranquila. Me encontraba bien, estaba estable", ha relatado la concejal, que ha recordado que en ningún momento estuvo ingresada y que estaba realizando la cuarentena en casa. De hecho, los únicos síntomas que tenía eran los de un catarro, con "algo de tos". No tenía fiebre, ni dolores musculares, ni había hecho tampoco ningún viaje a las que eran consideradas zonas de riesgo. Sin embargo, al ser personal sanitario de urgencias, el protocolo establece que deben someterse a las pruebas ante cualquier síntoma y quedarse en casa en cuarentena.

En su caso, inició el aislamiento el pasado viernes y esa noche acudieron a su domicilio a tomarle muestras, aunque fue el domingo cuando se analizó y dio positivo el primer test realizado en Lanzarote. A partir de ahí, se tomaron medidas con otros compañeros del hospital, que también han pasado los últimos días en aislamiento. Sin embargo, los resultados que han ido llegando hasta el momento han dado negativo, y ahora también se ha terminado descartando el de la propia Callero.

 

"Sensibilidad muy alta" del primer test


Respecto al hecho de que se confirmara su caso antes de tener el resultado definitivo, Callero considera que ante esta enfermedad "no se puede esperar" y que cuando hay un primer positivo, hay que adoptar medidas. En cuanto a la fiabilidad del test, ha subrayado que el primero tiene un mayor porcentaje de error porque tiene "una sensibilidad alta, pero muy poco específica". Es decir, que puede dar positivos que realmente no lo son, como ha ocurrido en su caso.

No obstante, el hecho de que se vaya a reducir la cifra oficial de casos confirmados hasta el momento en la isla no significa que no vaya a seguir creciendo en los próximos días. "La sociedad tiene que tener claro que esto acaba de empezar. Estamos como China en diciembre, ahora estamos en un momento donde vamos hacia arriba y van a ser unos meses complicados", ha advertido la doctora y concejal de Sanidad, que no obstante destaca que "la sociedad ha tomado conciencia de que esto no es una broma, que es algo serio", y espera que las medidas adoptadas ayuden a frenar futuros contagios.

Además, insiste en la importancia de que ahora se vaya a poder reincorporar todo el personal al servicio de urgencias, tras descartarse su caso. "Es una alegría personal, por supuesto, sobre todo por la familia y por todos los que tienes alrededor, porque te preocupas, pero también una alegría porque podamos empezar a trabajar otra vez", ha destacado. Y es que aunque señala que "la gente ha respetado mucho las normas y la asistencia a urgencias ha disminuido", reitera la importancia de contar con todos los recursos en caso de que la situación se complique.

LO MAS LEÍDO