Las inmobiliarias locales ven pujanza en la demanda y recuperación del alquiler vacacional en 2022

Con la vacunación y la vuelta de turistas, las viviendas "buscan nuevamente un alquiler vacacional"

La vivienda de obra nueva se vende rápidamente en Lanzarote

Las inmobiliarias entrevistadas por Ekonomus coinciden en sus previsiones optimistas para 2022, en un escenario caracterizado por la pujante demanda de viviendas y un retorno del alquiler vacacional tras el shock ocasionado por la pandemia.

Juan Antonio Peña, director de la inmobiliaria Grupo Martínez Hermanos, nos explica que la tendencia del sector en Lanzarote para este año se presenta "muy buena para el vendedor porque hay una demanda de viviendas alta y no hay tanta oferta". A lo que añade que "se estima una subida de los precios que rondan entre el 5% y el 8% a lo largo del año 2022". Por otro lado, el comprador "tiene un perfil con bastantes recursos y aportación de ahorros, por lo que no tiene ningún problema para el acceso a la financiación". Por ejemplo, "en zonas como Costa Teguise hay una alta demanda. Promociones de 50 viviendas con terrazas, algunas con piscinas y otras no, se han podido vender en un periodo entre 6 y 7 meses, lo que se traduce en un nivel de ventas muy acelerado".

Daniel Portieles, director de In-Max Lanzarote señala que "la demanda de vivienda ha aumentado bastante en toda la isla y creemos que durante el 2022 seguirá creciendo, sobre todo en lo que se refiere a vivienda de segunda mano ya que obra nueva hay muy poca a la venta".

 

La obra nueva, la gran protagonista

 

Ambas inmobiliarias coinciden en que la vivienda de obra nueva tendrá una mayor demanda en comparación con la de segunda mano. "Las viviendas de obra nueva se están vendiendo todas con una rapidez bastante importante y las de segunda mano lo hacen a un ritmo más normal", afirma Peña, quien añade la importancia de espacios libres y terrazas para  "los clientes, que tras vivir la experiencia de estar encerrados, quieren cambiar de viviendas y buscan espacios más grandes". 

En busca de dichos espacios, In-Max Lanzarote explica que aunque Arrecife es el lugar donde ellos hacen más operaciones, "pero los más demandados son Costa Teguise y Playa Honda, siendo este último el más buscado para residir y el lugar donde el precio se recuperó primero después de la crisis".

 

Las tipologías con mayor demanda

 

En cuanto a la tipología de las casas, desde el Grupo Martínez Hermanos, exponen que "en zonas como Costa Teguise, Playa Honda o Playa Blanca cuentan con una demanda de vivienda de dúplex pareado, adosado con jardín e incluso con piscina individual. En los pueblos, lo que más se venden son viviendas unifamiliares aisladas, que tienen otro precio y tanto la oferta como la demanda es menor".

Desde In-Max Lanzarote manifiestan que "las casas más buscadas son de 3 dormitorios con espacio exterior para destinarla a vivienda habitual y las de 2 dormitorios en Arrecife para destinarlas al alquiler, ya que, los tipos de interés son muy atractivos y el dinero en el banco no da ninguna rentabilidad".

En lo que respecta al perfil del comprador, Peña señala que está muy segmentado ya que "hay mucho comprador nacional que, por causas de la pandemia, ha tenido capacidad de ahorro durante estos años porque el gasto relacionado al turismo, las vacaciones y en el día a día ha disminuido" y el comprador extranjero busca "una segunda residencia que le proporcione un espacio exterior con el que no cuentan sus viviendas en las grandes ciudades". Mientras que Portieles recoge que "la mayoría de los compradores son mayores de 35 años y los menores lo hacen con ayuda de sus padres ya sea mediante avales o prestándoles el dinero".

 

¿Compraventa o alquiler de viviendas? 

 

Peña añade que en Lanzarote, las operaciones de compraventa y de alquiler de viviendas "están equilibradas, pues hoy en día hay una alta presión en los alquileres, pero también hay una alta demanda de la compra". Además, explica que "al principio de la pandemia, quien tenía una vivienda vacacional, dejó de recibir una renta y rápidamente lo destinó al alquiler de larga temporada. Cuando se dejó de tener miedo a viajar y con la llegada de la vacunación, los europeos se han animado a viajar bastante y ha habido una salida de viviendas de larga temporada que buscaba nuevamente un alquiler vacacional. Por lo que vuelve a haber una presión en la vivienda de alquiler a larga temporada y en cuanto a las ventas hay una previsión de subida de precios (entre el 5% y el 8%)".

 

Servicios y elementos imprescindibles para una vivienda de primera ocupación o tras una reforma
Dinamismo en el mercado de la vivienda en 2022: subida del 4% en el precio de la vivienda y dudas en el de los alquileres
Casa, alquiler y llaves de la vivienda
El coste del alquiler subió en las zonas turísticas de Lanzarote en 2021, al contrario que en la capital
LO MAS LEÍDO