La hostelería, abocada a seguir subiendo los precios: “Restaurantes que pagaban 3.000 euros de luz, ahora pagan 8.000"

Cristóbal Sánchez, vicepresidente de la Asociación de Hostelería y Restauración, señala al precio de la luz y de las materias primas como principales desencadenantes

Un camarero en un restaurante en Lanzarote
Un camarero en un restaurante en Lanzarote

El incremento del precio de la cesta de la compra en el último mes no solo afecta al ciudadano de a pie, sino también a muchos sectores como la hostelería.

Muchos restaurantes tuvieron que incrementar el precio de la carta de sus productos hace un mes, pero ahora se ven obligados a volver a subirlos, según ha señalado Cristóbal Sánchez, vicepresidente de la Asociación de Hostelería y Restauración

En relación al precio de la luz,  Sánchez subraya que en los establecimientos hosteleros han notado incrementos de cifras “bastante considerables”. “Restaurantes que pagaban 3.000 euros de luz, o 4.000, ahora pagan 8.000”, explica el vicepresidente de la Asociación, que hace hincapié en que esa subida de precios “repercute en el cliente”.

Sobre el coste de la materia prima, el hostelero hace hincapié en que la subida de precios es “en todos los productos”. “No estamos hablando de subidas de 20 ó 30 céntimos, sino exageradamente importantes”, apunta el vicepresidente de la Asociación, que añade que no entiende cómo las familias tienen “capacidad de ahorro” con la subida de precios. “Nos va a tocar vivir otro tipo de crisis, porque no hay manera de sostener esto”, señala.

“Hay productos que ya escasean y que siguen subiendo el precio, como carnes, mariscos o el aceite”, explica el vicepresidente de la Asociación de Hostelería y Restauración de Lanzarote, Cristóbal Sánchez, en Radio Lanzarote Onda Cero, y asegura que esa subida de precios los sufrirá “el ciudadano de calle”.

El caso del aceite de girasol, que ocasionó que algunos supermercados de la Isla limitaran el número de garrafas por persona, se hace notar en la hostelería. “En los restaurantes es un producto básico”, sostiene Sánchez, que ironiza con que desde el sector están buscando la manera de “freír con agua”, ante los precios abusivos del aceite.

 

 

“Se respira un ambientazo buenísimo, está ahora mismo todo lleno”

Pese al incremento de los precios, Cristóbal Sánchez se muestra contento ante las reservas y la situación turística en esta Semana Santa. “Se respira un ambientazo buenísimo, está ahora mismo todo lleno”, asegura el vicepresidente de la Asociación, y hace hincapié en que en los restaurantes “se respira alegría”.

No obstante, Sánchez asegura que algunos empresarios hosteleros no han podido resistir a las consecuencias de la pandemia, y algunos restaurantes de la Isla no han podido volver a abrir sus puertas. Sin embargo, subraya que realmente, al igual que el sector hotelero, el resto de establecimientos “están abiertos”, salvo algunos que se encuentran en labores de reformas.

Además, el vicepresidente de la Asociación celebra la situación en la que se encuentra la isla de Lanzarote, ya que asegura que no ocurre lo mismo en el resto del Archipiélago. “Yo acabo de estar el fin de semana en Gran Canaria y Tenerife, y no están igual que nosotros, ni mucho menos. Eso quiere decir que hemos hecho los deberes y eso se nota”, añade.

“Todavía los taxistas en Tenerife están trabajando días alternos y no pueden trabajarlo todo, como nosotros estábamos en la pandemia”, asevera Cristóbal Sánchez, que sostiene que ese es otro elemento que confirma que Lanzarote “está de moda”.

 

La gastronomía de Lanzarote, en auge

La oferta gastronómica de Lanzarote también es un reclamo turístico, y Cristóbal Sánchez también pone en valor la calidad de los restaurantes de la Isla. “Antes solo había dos sitios a donde ir, y ahora no nos caben en la mano el número de restaurantes que hay en la Isla”, apunta.  

“Una cosa trae la otra, y si aumenta el número de turistas quiere decir que aumenta también la gastronomía. Todo pinta bien, pero no podemos dormirnos”, asegura Sánchez, que añade que en Lanzarote las cosas se tienen que hacer “mejor”. “No nos podemos olvidar de lo que hemos vivido, porque puede venir otro taponazo y tenemos que estar preparados”.

Además, para que el turismo valore la experiencia en Lanzarote y desee regresar a la Isla, Cristóbal Sánchez señala que se deben de dar “todos los servicios”. En esa línea, nombra uno de los problemas principales que existen en Lanzarote: los taxis; y la escasez de vehículos que en ocasiones existe en el aeropuerto. “Deberíamos de tener los taxis esperando a los clientes, y no los clientes esperando por el taxi”, añade.

No obstante, el vicepresidente de la Asociación valora muy positivamente la situación actual del turismo en la Isla. “Llevamos dos años hablando y compartiendo desgracias, y ahora estar hablando de cosas positivas es increíble”, sentencia Cristóbal Sánchez.

LO MAS LEÍDO