Confesión tras el atropello con fuga: la presunta autora se presentó en comisaría media hora después

La Policía Local de Arrecife ha abierto diligencias por un delito de omisión del deber de socorro, ya que se marchó dejando en el suelo a la mujer que atropelló junto a un perro. El animal tuvo que ser sacrificado poco después por las graves lesiones

Comisaría de la Policía Local de Arrecife
Comisaría de la Policía Local de Arrecife

Media hora después del atropello con fuga que tuvo lugar el pasado sábado en Arrecife, una mujer de unos 29 años acudió a la comisaría de la Policía Local para confesar ser la autora. Así lo han confirmado a La Voz desde este cuerpo policial, que tiene abiertas diligencias por un presunto delito de omisión del deber de socorro.

Al parecer, la joven alega que se asustó y por eso se marchó del lugar, dejando tirada en la carretera a la mujer a la que había atropellado y al perro que paseaba, que fue el que se llevó la peor parte. De hecho, según ha relatado su dueño a La Voz, ese mismo día tuvo que ser sacrificado, por las graves heridas que presentaba.

“Yo estaba en Madrid y siempre que estoy de viaje me lo cuidan”, explica, aún conmocionado por lo ocurrido. Primero recibió una llamada en la que le informaron del atropello y poco después, tuvo que tomar por teléfono la difícil decisión de autorizar que el animal fuera sacrificado. “Tenía una hemorragia interna”, cuenta sin poder contener las lágrimas, explicando que la veterinaria le advirtió de que no iba a salir adelante. “Me preguntaron qué hacemos y dije: Pues que no sufra”.

En cuanto a la mujer, sus heridas fueron leves, aunque sí tuvo que ser atendida en el centro de salud de Valterra y tres días después del suceso continúa “dolorida”. En su caso, el golpe fue con el espejo retrovisor del vehículo, lo que provocó que cayera al suelo.

 

"Aunque reaccionara media hora más tarde, ahí hay un delito"

“¿Qué clase de persona se marcha dejando allí no ya a mi perro, sino a una señora tirada en la carretera?”, se pregunta este hombre, que ha decidido presentar también él una denuncia y personarse en la causa judicial que se abra.

Según explica, la Policía Local le ha trasladado que al haberse presentado voluntariamente media hora después del atropello, no se imputará a la mujer por un delito de fuga, pero sí por uno de omisión del deber de socorro.

Por su parte, él demandará también responsabilidades por la muerte de su perro, un teckel. “Bruno llevaba 11 años conmigo. Era como mi sombra”, relata. “Aunque reaccionara media hora más tarde, ahí hay un delito”, subraya. 

El atropello se produjo sobre las 20 horas del pasado viernes en la calle Manolo Millares, a la altura del último semáforo de esta vía, que no funciona. Según ha hecho público el ex concejal de Arrecife Daniel Cabecera, que fue testigo del suceso, él iba conduciendo por esa carretera y vio a una mujer cruzando con un perro por el paso de peatones, por lo que redujo la velocidad. “De repente un pequeño coche blanco me rebasó por el carril derecho y aceleró, llevándose por delante a la señora y su perrillo. Ni siquiera hizo el amago de frenar, siguió acelerando dejando atrás a una señora de mediana edad, un perro viejo y un retrovisor tirados en el suelo”, denunciaba Cabecera.

Imagen de archivo del lugar donde se produjo el accidente, al final de la calle Manolo Millares
Denuncian un atropello con fuga en Arrecife
LO MAS LEÍDO