El pleno de Yaiza ha acordado adoptar medidas para recuperarlo. El interventor del Ayuntamiento advierte que hay reales indicios delictivos

Hoteles y complejos de Playa Blanca ampliaron sus instalaciones ocupando ilegalmente suelo público destinado a zonas verdes

El pleno de Yaiza ha acordado adoptar medidas para recuperarlo. El interventor del Ayuntamiento advierte que hay reales indicios delictivos

Hoteles y complejos de Playa Blanca ampliaron sus instalaciones ocupando ilegalmente suelo público destinado a zonas verdes
Hoteles y complejos de Playa Blanca ampliaron sus instalaciones ocupando ilegalmente suelo público destinado a zonas verdes

Canchas deportivas, piscinas, mini golf y aparcamientos privados de hoteles y complejos alojativos de Playa Blanca ocupan "ilegalmente" parcelas que, en realidad, son de titularidad pública y deberían ser zonas verdes y abiertas a todos los vecinos. Así se ha puesto de relieve en un informe realizado por los técnicos del Ayuntamiento que, eso sí, es sólo parcial, según advierten ellos mismos, ya que se centra en los planes parciales de Montaña Roja y Costa Papagayo.

A raíz de este informe, el pleno del Ayuntamiento de Yaiza acordó el pasado jueves iniciar los trámites para recuperar esos espacios públicos, aunque el Consistorio no ha facilitado hasta el momento información oficial sobre el tema. El acuerdo de la Junta de Gobierno que se llevaba a pleno pretendía dar un mes de plazo a los afectados para que liberaran ese suelo, así como incoar expedientes de protección de la legalidad y del restablecimiento del orden jurídico perturbado, ante la existencia de obras que se han ejecutado en ese suelo público.

Además, la alcaldesa de Yaiza, Gladys Acuña, pretendía también estudiar la posibilidad de cobrar tributos a las empresas y particulares por la ocupación de ese suelo. Sin embargo, respecto a esa posibilidad, un informe del interventor del Ayuntamiento, fechado el pasado 12 de enero, al que ha tenido acceso La Voz, la descarta de plano. Y es que sostiene que al no haber un título que les habilite a ocupar ese suelo, no existe forma de proceder a realizar esas liquidaciones tributarias. Además, subraya que, obviamente, no existe tampoco ordenanza fiscal alguna recogiendo un supuesto de tasa por ocupación ilegal del dominio público.

Efecto perverso

En su informe, el interventor también advierte que establecer el cobro de tributos podría tener un efecto perverso de proporcionar una cobertura de legalidad a unas ocupaciones que en principio carecen de título habilitante. De hecho, agrega que al tratarse no sólo de ocupaciones de suelo público, sino de zonas verdes, hay reales indicios delictivos contra la ordenación del territorio. Por eso, entiende que deberá dilucidarse en los correspondientes expedientes urbanísticos sancionadores y de reposición de la legalidad urbanística alterada.

Los hechos, según señala en una de las certificaciones el secretario del Ayuntamiento, Vicente Bartolomé Fuentes, se pusieron de relieve en un pleno celebrado el 3 de noviembre de 2011. Al día siguiente, la alcaldesa ordenó elaborar un informe a los técnicos municipales. El informe fue entregado 20 días después, el 24 de noviembre de 2011, aunque hasta el momento sólo con información de dos de los planes parciales de Playa Blanca, al menos que haya trascendido o se haya llevado al pleno.

Costa Papagayo

Con respecto al Plan Parcial Costa Papagayo, los técnicos subrayan en su informe que, en su día, al otorgarse las licencias de primera ocupación de algunas edificaciones, la Oficina Técnica ya informó de que se estaban ocupando zonas verdes. Incluso, señalan que llegaron a elaborar otro informe técnico específico al respecto. Ahora, en este nuevo informe citan ocho casos de ocupación de suelo público en Costa Papagayo:

Hotel Princesa Yaiza: Ocupa una zona verde pública con el Kikoland, un espacio privado de ocio infantil, donde también hay canchas de tenis, piscinas y un restaurante.

Hotel Embajador: Ocupa una zona verde pública con dos canchas de tenis y unos almacenes que están vallados. Aunque en otros casos no aportan fechas, en éste los técnicos señalan en su informe que la licencia de obras municipal es del año 1989.

Hotel Playa Dorada: Ocupa una zona verde pública con un mini golf y una cafetería.

Complejos Sun Tropical y Sun Royal: Han ocupado las zonas verdes colindantes con carpas, piscinas y zonas recreativas.

Residencial El Aulagar: Ocupa una zona verde pública con una zona de aparcamientos y con un muro de cerramiento.

Viviendas del lindero oeste de la calle La Fragata: Según el informe, los propietarios se han apropiado zonas verdes, levantando muros de cerramiento.

A estos cinco casos habría que sumar otros tres, de los que no se aportan datos de las empresas o particulares. En ellos, se habla de ocupación de zonas verdes en varias calles del norte de este plan parcial, así como en el sur de la parcela I. En este último caso, donde debería estar la zona verde pública hay un mercadillo asfaltado y con muros de cerramiento.

Montaña Roja

En cuanto al Plan Parcial Montaña Roja, el informe señala hasta 13 casos de ocupación ilegal de suelo público:

Apartotel Paradise Island: Ocupa una zona verde pública con dos canchas de tenis, un mini golf y una zona recreativa para niños. La Voz de Lanzarote ya se había hecho eco de esta situación hace unos meses. Y es que este hotel, que ya ocupa suelo público, pidió que se le cediera más terreno del Ayuntamiento para construir un parque temático con aquapark.

Hotel Lanzarote Park: Ocupa una zona verde pública con dos canchas de tenis.

Complejo Playa Limones: Ocupa una zona verde pública con un mini golf.

Complejo Famingo: Ocupa lo que debería ser una zona de aparcamientos públicos, con una cancha deportiva multiusos, para la práctica de balonmano, tenis y otros deportes.

Complejo Lanzasur Club: Ocupa parte de una zona verde pública con aparcamientos del complejo.

Complejo Corbeta: Varios de sus bungalows están ocupados sobre lo que debía ser un vial público. (desde antes de 1988). Dicho vial ha desaparecido.

A estos hay que sumar otros siete casos en los que no se identifica al responsable. En la mayoría se ha ocupado suelo público destinado a zonas verdes (o se ha reducido sensiblemente) para construir instalaciones como una cancha de voley o una piscina. En otro, se invade una zona de vial público, en la calle Francia, donde unos aparcamientos ocupan una parte de lo que debería ser el vial.

Además, también llama especialmente la atención la situación de las parcelas cercanas a la estación de guaguas. A lo largo de la calle Gomera debería haber una gran zona verde pública pero, según el informe, los propietarios de cuatro parcelas han hecho muros de cerramiento, comiéndose parte de esa zona verde. Incluso, la propia estación de guaguas, un edificio público inaugurado hace pocos años, invade también parte de esa zona verde.

LO MAS LEÍDO