Una paciente del Molina Orosa da las gracias por el trato recibido: "Estaré eternamente agradecida"

La mujer estuvo ingresada en el Hospital por un tromboembolismo pulmonar y un estado tiroideo "triplicado en cuanto a su valor normal"

Urgencias del Hospital Molina Orosa

Una mujer que estuvo hospitalizada en Lanzarote por un tromboembolismo pulmonar ha querido trasladar su agradecimiento al personal del Hospital Molina Orosa

"Nunca tendré las suficientes palabras para agradecer el trato recibido", señala esta mujer, que da sus gracias a los trabajadores por cogerle "la mano" en "un momento tan difícil".

En una carta que ha enviado a La Voz, esta mujer explica que acudió a Urgencias el pasado 12 de febrero, tras haber tenido "síntomas desde hacía varios días". "Me realizaron varias pruebas las cuales salían bien ,pero gracias a la persistencia de la gran doctora que me atendió ese día, realizaron unas últimas pruebas con la cual me diagnosticaron un tromboembolismo pulmonar y un estado tiroideo triplicado en cuanto a su valor normal", detalla.

A esta médico le agradece "profundamente" su "profesionalidad y su "preocupación" por ella. "Gracias a ella pude ponerle un nombre a lo que me estaba pasando y poder tratarlo. A su vez, quiero también agradecer a las enfermeras, auxiliares de enfermería y celadores de urgencias por el excelente trato que me brindaron", añade. 

Y es que, desde el día 13 al día 17, esta mujer cuenta que estuvo ingresada "en la planta de Ginecología, ya que la planta a la que pertenecía, Medicina Interna, se encontraba totalmente ocupada. "Tengo que dar las gracias a mi internista por la perfecta labor que realizó y sigue realizando conmigo y a todo el personal de la planta", 

Asimismo, traslada su agradecimiento a las enfermeras, por escuchar sus "miedos y sensaciones" y animarle "siempre". "Gracias por ayudarme a mantener siempre una sonrisa", añade. 

"A las auxiliares de enfermería, las cuales me bañaban en la cama con un cariño tan grande que la vergüenza se quedaba en segundo plano, gracias por estar siempre pendiente de que no me faltara de nada. A los celadores que me llevaron tantas veces a realizarme tantas pruebas, gracias por convertir un camino lleno de miedos y temores por el resultado de estas pruebas a un camino lleno de calidez y seguridad", continúa. ´

"Cuando una persona enferma y necesita un ingreso hospitalario esta llena de temores y se siente mas sola que nunca y mas con la actual situación pandémica que no permite visitas familiares, por lo que estaré eternamente agradecida con el personal del Hospital Dr José Molina Orosa por haber sido mi familia durante este trago tan amargo", concluye esta mujer. 

LO MAS LEÍDO