Es un honor contar con “niñatos” como tú

Echedey Eugenio Felipe

Es curioso cómo en un mismo fin de semana se puede poner tan claramente de manifiesto el concepto que unos y otros tenemos de la juventud de esta tierra y de cómo solo un proyecto de todos tiene la capacidad de cambiar las cosas.

Y digo que es curioso porque, con pocas horas de diferencia, hemos podido ver a la presidenta del PP de Lanzarote hablando de que lo público no puede estar en manos de gente joven porque “han demostrado su incapacidad para gestionar”, llamando niñatos a quienes, según ella, hemos tenido la osadía de querer hacerlo.

Pero, afortunadamente por otro lado, este mismo fin de semana hemos asistido al cónclave más importante de una formación política que, por el contrario, apuesta por reforzar la experiencia de los que ya estaban con las ganas y las ideas nuevas de quienes se suman al proyecto.

Son, sin duda, dos posturas encontradas. La de quien intenta minar las ganas y el entusiasmo de cualquiera que mañana pudiera suponerle un peligro a su interés de continuidad y la de quien se esfuerza cada día en sumar y animar a todo aquel que tiene algo que aportar en la mejora de nuestra sociedad.

Soy de los segundos, de los que creen en los equipos, de los que creen que en política todo suma. Suma la experiencia y el saber hacer de a quienes, entrados en edad o no, hace un tiempo se les despertó el interés y las ganas de mejorar las cosas, y los que se incorporan a hacerlo con la frescura y las nuevas formas que muchas veces se necesita.

En nuestra organización lo hemos tenido claro. En Lanzarote llevamos años apostando por la incorporación en nuestras filas de todo el que quiera y tenga algo que aportar.  Una suma que no reste en la experiencia y el buen hacer de quienes simplemente llegaron antes.

Todos sin excepción, los mayores y los jóvenes, los nacidos y los llegados, los formados en las aulas y los formados en la vida. Todos sin excepción podemos poner nuestro granito de arena para mejorar las cosas.

David es joven sí, un joven con ganas e ilusión que sabe lo que cuesta cambiar las cosas. Un político vehemente en la defensa de sus ideas e insistente en la consecuencia de sus objetivos, trabajador incansable y serio defensor de la democracia y las mayorías. Un nacionalista convencido que sabe que, en este proyecto, el nuestro, el “de los niñatos” que diría Astrid Pérez, es la mejor alternativa para transformar Arrecife, Lanzarote y Canarias en el lugar en el que queremos vivir.

Arrecife necesita de muchos “niñatos” como David. Gente con ganas de salir de la comodidad de su casa, su trabajo y su núcleo cercano para aportar y trabajar por mejorar las cosas.

Felicidades compañero, lo digo convencido: Es un honor contar con “niñatos” como tú.

LO MAS LEÍDO