Hospiten incorpora a sus servicios una nueva Unidad del Sueño en Lanzarote

El objetivo es mejorar la calidad de vida de los pacientes que sufren estos trastornos y que pueden derivar en depresiones, hipertensión o infartos

EKN

El doctor Txomin Navajas, especialista en Neurofisiología Clínica de Hospiten
El doctor Txomin Navajas, especialista en Neurofisiología Clínica de Hospiten

El Grupo Hospiten ha decidido ampliar su equipo de Neurofisiología con una nueva Unidad del Sueño especializada en el diagnóstico y tratamiento de alteraciones en el descanso. El objetivo de este proyecto es mejorar la calidad de vida de los pacientes, adultos y niños, que sufren este tipo de trastornos y derivan, en algunas ocasiones, en otras enfermedades como depresiones, hipertensión o infartos.

Cabe destacar que la primera consulta en la Unidad del Sueño se realiza, habitualmente, de la mano de un Neurofisiólogo a través de una prueba convencional de Neurofisiología. Durante la noche se miden diferentes variables fisiológicas del sujeto mientras duerme, como la ctividad cerebral, el tono muscular, los movimientos oculares, EKG o el nivel de oxígeno en sangre, entre otros. Este estudio permite conseguir un diagnóstico preciso y sugerir un tratamiento adecuado para cada caso y paciente.

Como explica el Doctor Navajas, especialista en Neurofisiología Clínica, “la prueba realizada con el polisomnógrafo objetiva qué es lo que sucede durante el descanso tras pasar una sola noche en la Unidad del Sueño”. Con la realización de un informe final, “se estudia si el paciente necesita medicación con fármacos u otro tipo de dispositivo”.

Los trastornos del sueño más comunes son las apneas e hipoapneas del sueño, seguidos por el insomnio, parasomnias, narcolepsia y el síndrome de piernas inquietas. Dormir bien es esencial para llevar una vida saludable, por ello, el deterioro de la calidad de vida de la persona que sufre este tipo de alteraciones es innegable.

La variación de rutinas, cambios bruscos de horario y el tipo de actividad pueden afectar al bienestar del individuo provocando estrés, ansiedad y problemas para mantener un sueño efectivo y reparador. “Las personas pasan un tercio de su vida durmiendo y por eso es muy importante cuidar el descanso”, expone el doctor Navajas. "Por ello, es necesario hacer un seguimiento y posterior tratamiento para que el problema no se agrave dando lugar a patologías que no tienen solución".

LO MAS LEÍDO