VELA

Comenzó el IV Trofeo César Manrique-Puerto Calero completándose las dos mangas programadas

Cam, Bombardier y Cometzier-Cepsa primeros líderes de IMS; Audi En Regata y Gaggeneau en Cruceo lideran en IRC

J. Lasso C.

Arrancó ayer con la disputa de las dos primeras regatas la IV edición del Trofeo César Manrique-Puerto Calero de vela en la clase Cruceros. En la prueba que abrió la competición el viento fue protagonista, pues soplando de tierra comenzó a rolar alternativamente variando su intensidad. El recorrido balizado al rumbo 30º tuvo que ser modificado para el tercero de los cuatro tramos, balizándose al rumbo 010º. La intensidad que inicialmente comenzó soplando de 14-16 nudos, fue bajando gradualmente. La segunda manga pudo disputarse con un Nordeste entablado del rumbo 70º y una intensidad de 16 nudos, propiciando unas excelentes condiciones de navegación. El Comité de Regatas optó en ambas mangas por recorridos barlovento sotavento de cuatro tramos y ocho millas de distancia total.

La salida conjunta de las tres categorías de IMS aumentó la espectacularidad de tan decisivo lance. La línea muy favorecida por el visor propició que un atento CAM virase a babor enseguida aprovechando el primer fuerte role, logrando una ventaja sobre el Puerto Calero Hesperia y el La Maison de L'Elefant, sus rivales particulares. Entre los IMS 600, hubo una fuerte pugna entre los dos máximos favoritos, el Bombardier Illes Balears y el Audi Compal, quienes comenzaron navegando a estribor hacia la costa.

Mediada la primera ceñida, el CAM cruza hacia el lado izquierdo para controlar a sus rivales, consolidando su ventaja, que sólo se vio comprometida en la aproximación final a la baliza, donde el Puerto Calero Hesperia y La Maison de L'Elephant se acercaron mucho. Las diferencias de tiempo real al concluir la primera ceñida eran de 14 segundos sobre el Puerto Calero Hesperia y de 1:05 minutos respectos a La Maison. Las cosas apenas cambiaron en los siguientes tramos, salvo las diferencias de tiempo que fueron creciendo, consolidándose los puestos en la llegada.

La flota de IMS 600 tuvo al Bombardier como primer líder, aventajando en 28 segundos al Audi Compal, 2:20 minutos al Maeña 5, 3:23 al Felipeva IV y 3:38 al Juanito. En los tramos siguientes hubo alternativas en la flota, incluido un cambio de líder al recuperar el Audi Compal, primero, y después sobrepasar al Bombadier.

En IMS 670 la primera baliza fue para el Cometzier Cepsa frente al Yaiza-Hotel Fariones y al Fumeke, orden que se mantuvo hasta la llegada.

En la segunda de las pruebas la salida estaba favorecida por barlovento, aunque los barcos de más a sotavento parecían conformes pensando en poder navegar más cerca de tierra, siendo éste lado izquierdo de la ceñida el más favorecido.

En IMS 500 el CAM cogió rápidamente el liderato, dominando el primer tramo con cierta comodidad, al acumular 1:35 minutos respecto al Puerto Calero Hesperia y 1:50 respecto al La Maison de L'Elepahant, quien mantuvo en jaque al barco local hasta el tercer tramo (viró la baliza a 35 segundos al finalizar la segunda ceñida), aunque en la segunda empopada el Puerto Calero Hesperia pudo aumentar la ventaja y salvar la segunda plaza en tiempo compensado.

La flota de IMS 600 la primera ceñida deparó un duro duelo de viradas entre el Bombardier y el Audi Compal, propiciando que el resto de barcos -técnicamente de prestaciones muy inferiores- se mantuvieran acechando. Así, el primer paso por barlovento fue para el Bombardier con 15 segundos sobre el Audi, 38 segundos sobre el Felipeva IV y 1:15 minutos sobre el Juanito, posiciones que esta vez se mantuvieron hasta la llegada.

En IMS 670 de nuevo el Cometzier Cepsa se impuso con claridad, repitiendo las plazas de podio de la primera manga el Yaiza-Hotel Fariones y el Fumeke.

LO MAS LEÍDO