16/nov./2019

TUVO LUGAR ESTE SÁBADO

"Universo Colorao, la aventura de un timple" conquistó Jameos del Agua

Domingo Rodríguez "El Colorao" contó en esta ocasión con Toñín Corujo Quartet, los hermanos Pancho y Ciro Corujo y Antonio Corujo

"Universo Colorao, la aventura de un timple" conquistó Jameos del Agua

 

"Universo Colorao" conquistó los Jameos del Agua el pasado sábado. Un espectáculo muy novedoso en el que cada uno de los asistentes que llenaron el auditorio,  pudo imaginarse su propio "Universo" a través de la música. Una nueva faceta del reconocido timplista majorero, Domingo Rodríguez "El Colorao", un extraordinario músico al que le gusta arriesgar en cada uno de sus proyectos.

En esta ocasión se trata de una aventura donde la música, en su totalidad con raíz canaria fusionada con las nuevas tendencias musicales, no llegó a perder en ningún momento su origen primitivo logrando que el espectáculo se convirtiera en una clase de investigación y rescate de la música popular canaria. El Colorao apostó para este espectáculo con grandes conocedores de la música como el también reconocido timplista lanzaroteño, Toñín Corujo y su conjunto Quartet avalado por cuatro extraordinarios músicos. Además se unieron las voces de los hermanos, Ciro y Pancho Corujo y la colaboración especial del maestro, Antonio Corujo, gran exponente de las coplas del maestro de salinas, Victor Fernández Gopar. Para este espectáculo se contó también con un joven músico revelación, el niño de nueve año, Néstor Castro Corujo que demostró su gran habilidad con el teclado y el manejo de las lapas.

"Universo Colorao", noventa minutos en constante movimiento con una puesta en escena muy cuidada consiguiendo que el público asistente disfrutara hasta el último minuto. Bajo la dirección de María Valido se fue desarrollando el guión establecido. Una vez más El Colorao conquistó a los asistentes con su buen hacer y cercanía campechana de un hombre de pueblo al que los escenarios no ha conseguido robarle ese don humano que le caracteriza. Antonio Corujo gran conocedor nuestras costumbre y tradiciones, Ciro y Pancho Corujo unas voces que llenaron de folías, polkas y seguidillas la bóveda del auditorio. Una saga que continúa con el legado heredado, Toñin Corujo alumno de su abuelo Domingo Corujo de él aprendió los primeros acordes de la guitarra y de su padre Antonio los del timple, Toñín interpretó una pieza en la que consiguió con nueve timples expuestos en un expositor que se unieran con el resto de instrumentos.

Ariel Hernández, músico de gran talento, compositor de la pieza musical "Famara", consiguió trasladar el murmullo de las olas y los fuertes vientos alisios que acarician a Famara hasta el escenario del auditorio. "Universo Colorao" finalizó a ritmo de una isa parrandera donde músicos y público unieron sus voces cantando los estribillos y acompañando con palmas, un espectáculo para repetir.

En esta sección
Comentarios