La Guardia Civil ha detenido a un marroquí de 25 años como presunto autor del asesinato a un ciudadano inglés durante una reyerta en Costa Teguise

El presunto asesino acudió a su domicilio en mitad de una pelea entre un grupo de ingleses y otro de marroquíes, en la que se emplearon botellas y vasos de cristal, y se apoderó de un cuchillo con el que hirió a la víctima en hemitórax izquierdo, abdomen y pelvis

La Guardia Civil ha detenido a un marroquí de 25 años como presunto autor del asesinato a un ciudadano inglés durante una reyerta en Costa Teguise
La Guardia Civil ha detenido a un marroquí de 25 años como presunto autor del asesinato a un ciudadano inglés durante una reyerta en Costa Teguise

REDACCIÓN / AGENCIAS

La Guardia Civil ha detenido esta mañana a un ciudadano marroquí de 25 años como presunto autor de la muerte de un turista inglés al que supuestamente asestó varias cuchilladas en el transcurso de una reyerta ocurrida durante esta madrugada en un local de copas de un centro comercial de Costa Teguise, al noreste de Lanzarote.

El turista inglés, de unos 40 años de edad, falleció sobre las 05:00 horas en las inmediaciones del complejo de apartamentos Celeste, después de que cayera al suelo malherido tras recibir varias cuchilladas.

El suceso ocurrió en un local de copas del centro comercial "Nautilus", próximo al citado complejo de apartamentos, en la calle Islas Canarias de Costa Teguise.

Un grupo de marroquíes y otro de ingleses se encontraban en dicho establecimiento, donde se originó la pelea, según informaron fuentes próximas al caso.

La discusión verbal acabó en una pelea entre dos bandos, en la que se emplearon botellas y vasos de cristal. Por causas que aún se desconocen, entre algunos miembros de los dos grupos se originó una discusión y en el transcurso de la misma uno de los marroquíes esgrimió un arma blanca con la que supuestamente asestó cinco puñaladas a uno de los súbditos ingleses.

En el transcurso de la pelea, el marroquí, ahora detenido como presunto autor de la muerte de la víctima, abandonó el local en el que ésta se produjo y se dirigió a su domicilio, donde se hizo con un cuchillo con el que regresó al escenario de los hechos y asestó varias cuchilladas al británico, añadieron las fuentes.

Ante la alerta de alguno de los testigos, la Guardia Civil se desplazó hasta el lugar y los agentes del instituto armado alertaron a la ONG Cruz Roja, que desplazó una ambulancia asistencial hasta el lugar. El personal técnico sanitario detectó la ausencia de pulso y respiración espontáneas de la víctima, por lo que se comenzaron de inmediato las maniobras de reanimación cardiopulmonar, apoyadas unos minutos más tarde adelante por el personal facultativo de la ambulancia medicalizada del Servicio de Urgencias Canario (SUC) que también se personó en el lugar.

A pesar de los esfuerzos realizados, el estado de la víctima no pudo ser revertido y el médico diagnosticó la muerte poco después. El fallecido presentaba además heridas perforantes en hemitórax izquierdo, abdomen y pelvis.

El presunto autor de las cuchilladas dejó al inglés malherido y abandonó nuevamente el local para cambiarse de ropa e intentar ocultar su participación. Sin embargo, efectivos de la Guardia Civil procedieron horas más tarde a su identificación y detención tras iniciar una investigación para esclarecer los hechos.

LO MAS LEÍDO