Dos detenidos por un hurto de material de pesca submarina cometido hace tres años en Los Cocoteros

Un fusil de pesca sustraído de una vivienda fue clave para la detención de los autores, ya que fue reconocido por su propietario al tratarse de un objeto realizado por encargo de manera artesanal

Foto del fusil de pesca submarina que había sido robado en una vivienda en 2017
Foto del fusil de pesca submarina que había sido robado en una vivienda en 2017

La Guardia Civil de Costa Teguise detuvo el pasado día 26 de octubre a dos personas de nacionalidad española de 20 y 26 años, sin antecedentes policiales, por ser los presuntos autores de un delito de hurto, tras localizarse un fusil de pesca submarino que había sido sustraído de una vivienda mediante el método de escalo hace más de tres años.

La investigación se inició en el mes de marzo de 2017, cuando se formalizó una denuncia en dependencias de la Guardia Civil de Costa Teguise. En la misma se informaba de la sustracción en el interior de una vivienda de la localidad de Los Cocoteros de distintas pertenencias relativas a la pesca submarina, entre las que se encontraban dos fusiles, un traje de neopreno y unas aletas, todo ello valorado en más de 1.000 euros

Fue el propietario de los objetos quien, recientemente y en un momento en el que iba a acceder al mar para hacer pesca submarina, observó a una persona que portaba un fusil de similares características al que le habían sustraído. Además, según los agentes, "pudo acreditar que indudablemente se trataba del suyo, con la salvedad de que había sido pintado, ya que dicho fusil se realizó por encargo de manera artesanal, por lo que no hay coincidencias en el mercado".

Por ello los agentes de la Guardia Civil realizaron las pesquisas policiales oportunas, que permitieron comprobar que evidentemente se trataba del fusil denunciado como sustraído y que, según las manifestaciones iniciales de quien lo portaba, éste lo había adquirido en el mes de noviembre de 2019 en una red social de compraventa de productos de segunda mano.

Con toda la información recabada en el perfil de la referida red social, la Guardia Civil pudo identificar plenamente a la persona que realizó la venta, procediendo igualmente a su detención por la presunta autoría de un delito de hurto, entregado legítimamente a su propietario el fusil recuperado.

LO MAS LEÍDO