Ulises y Gloria denuncian una “encerrona” del Gobierno canario: “Nos quitaron al niño de malas maneras”

El padre de acogida asegura que aprovecharon la última jornada de unos informes psicológicos para llevárselo: “Nos encerraron en una habitación y el niño se fue gritando mamá y papá”

Ulises y su mujer Gloria, junto al niño que tienen en acogida temporal
Ulises y su mujer Gloria, junto al niño que tienen en acogida temporal

Ulises y Gloria, el matrimonio que lleva dos años luchando para que el Gobierno de Canarias no les quite al pequeño que tenían acogida, denuncia que les han "arrebatado" al niño "de malas maneras en una “encerrona”.

Según ha explicado el propio padre de acogida a La Voz, esta semana se encontraban en Las Palmas de Gran Canaria realizando informes psicológicos solicitados por la jueza tanto al niño, como a los padres de acogida y a los biológicos . “Aprovecharon el último para llevárselo”, relata Ulises.

Según afirma, el miércoles, cuando ocurrió todo, “se olía algo raro antes de empezar”. “Yo vi a policías secretas, y cuatro de ellos nos metieron en una habitación, nos encerraron y aprovecharon para llevarse al niño”, cuenta Ulises, que sostiene que se lo llevaron mientras gritaba "papá y mamá”.

“Estamos desolados y desesperados”, añade Ulises, que afirma que al niño se lo llevaron a un centro de acogida de la Isla. “Llevarse a un niño que no conoce más que felicidad, a un centro de acogida, eso es muy fuerte”, lamenta.

El matrimonio permanece aún en Gran Canaria tratando de contactar con el Gobierno de Canarias, para hacerles entrega de la ropa y las pertenencias del niño. “Se lo llevaron sin nada, sin su ropa, sin sus enseres, y estamos intentando llevarle sus biberones y sus cosas, porque tiene dependencia de ellas”, reclama Ulises, que asegura que “no hay forma” de hacerlo porque el Ejecutivo regional “no quiere saber nada”.

Mientras tanto, los padres de acogida están aún pendientes de la respuesta de los diferentes recursos que han presentado al Tribunal Constitucional y también a Europa. “No puede demorarse mucho, porque esto que está pasando es una odisea”, sentencia.

LO MAS LEÍDO