El Molina Orosa tiene ocupadas 33 de las 47 camas de la planta Covid y cambiará el protocolo si se llenan

El gerente de los Servicios Sanitarios, que confía en no alcanzar esa cifra, afirma que “no hay personal” para otra planta

Planta Covid del Hospital Molina Orosa
Planta Covid del Hospital Molina Orosa

La planta Covid del Hospital José Molina Orosa tiene actualmente 34 pacientes ingresados, y está ya a solo 14 camas de completar la planta, que tiene una capacidad de 47, ya que uno de esos pacientes está en otra zona del Hospital. Desde la gerencia de los Servicios Sanitarios ya tienen pensado el siguiente nivel del plan de contingencia en el caso de alcanzar el máximo de capacidad.

El gerente de los Servicios Sanitarios, José Luis Aparicio, ha detallado en Radio Lanzarote – Onda Cero que en caso de superar la cifra de 47 pacientes Covid “no se habilitará otra planta”, ya que ha asegurado que “no hay personal para atenderla”. Por tanto, Aparicio ha explicado que en ese caso “cada servicio asumiría cada paciente Covid”, como ocurre en la actualidad con el resto de pacientes afectados por otras enfermedades.

De hecho, Aparicio ha sostenido que con la gripe se trata de una forma “similar”, y que durante algunos inviernos, la gripe “hacía daño” a la presión asistencial n Lanzarote. “En otros hospitales generaba pacientes en los pasillos y bajas laborales”, explica.

“Esto solo ocurriría si se saturara el sistema”, ha asegurado Aparicio, aunque se ha mostrado “optimista” en que no se llegue a esa situación, y que a lo largo de los próximos “diez días” la presión hospitalaria vaya disminuyendo a la par que los casos activos.

Además, el gerente de los Servicios Sanitarios ha explicado que de los pacientes de la planta Covid “hay diez o doce pacientes que han ingresado por otras patologías”, y que al entrar al Hospital dieron positivo en Covid. “Si tú entras al hospital por una apendicitis, y das positivo en Covid, te tenemos que llevar a la planta Covid, y contabilizarlo porque ocupa un recurso Covid”, ha detallado.

Aparicio también ha aprovechado la ocasión para asegurar que los pacientes que realmente ingresan por el coronavirus, y que padecen una neumonía, gracias a la vacuna manifiestan “sintomatología más leve” y, por tanto, permanecen menos tiempo ingresados en el Hospital. Por otro lado, también ha señalado que los pacientes que ingresan y que no han recibido la vacuna contra el Covid, “duran más tiempo ingresados”.

Por otro lado, y en referencia a la evidente bajada del número de pruebas que se realizan en la Isla, Aparicio ha asegurado que se hacen “las que tocan en el día”. “Cuando tenemos 500 positivos diarios, al día siguiente habrá muchas pruebas, porque habrá muchos contactos estrechos que estudiar”, ha detallado, aunque reconoce que en la actualidad solo están haciendo test “a los contactos estrechos vulnerables”.

“Si de repente hubiera una subida, pues se harían más, no nos hemos planteado un número de PCR diarios”, sentencia Aparicio.

 

El cribado a los 67 trabajadores del Hospital Insular refleja un solo positivo

José Luis Aparicio ha mostrado su preocupación por el brote de Covid registrado en el Hospital Insular, que afecta ya a 15 pacientes. No obstante, el gerente de los Servicios Sanitarios celebra que la vacuna ha evitado que la situación sea mucho peor, ya que en el centro sanitario “está prácticamente todo el mundo vacunado”. Únicamente ha manifestado síntomas del virus un paciente, y su estado de salud ha mejorado en los últimos días.

Aparicio ha señalado además que los 67 trabajadores se sometieron a un cribado la semana pasada, y este mismo lunes se han sometido a un segundo para detectar posibles contagios. En este sentido, ha apuntado que únicamente uno de los trabajadores ha arrojado un resultado positivo.  “Entonces ahí está la dificultad de saber de dónde nos llegó, si de alguna visita o a saber cómo se lo transmitieron”, añade Aparicio, recordando que aún así se mantiene la precaución con la restricción de visitas a los pacientes del Hospital.

 

Tendencia a la baja de la curva de la pandemia

La situación de la pandemia parece remitir en Lanzarote, y a lo largo de los últimos días tanto los casos activos como la incidencia acumulada ha ido decreciendo. “Nosotros ya sabíamos que la morfología de la curva iba a ser así”, ha asegurado Aparicio, que lo justifica ya que en otros lugares, donde había afectado la variante ómicron con anterioridad, ocurrió así.

“Se ha cumplido, igual que subió como un cohete meteórico hacía arriba, ahora está bajando a una velocidad bastante llamativa”, ha asegurado Aparicio, aunque reconoce que esta tendencia a la baja “no va nunca bien acompasada” con la presión asistencial.

“Tenemos que sufrir una presión hospitalaria en torno a una semana o diez días más, y a partir de ahí, pues ya empezará a bajar en paralelo”, prevé el gerente de los Servicios Sanitarios, que espera que en el mes de marzo, “como muy tarde”, la situación esté estabilizada.

LO MAS LEÍDO