Dos ocupantes de una patera rescatada a la deriva se suicidaron por la agonía que estaban viviendo

Así se lo han trasladado a la Policía algunos de los supervivientes, que pasaron una semana en el mar con el motor averiado

EFE

Imagen de una patera en la costa de Órzola
Imagen de una patera en la costa de Órzola

Dos de los ocupantes de una patera que fue rescatada el domingo por la noche a 83 kilómetros de Gran Canaria se suicidaron saltando por la borda al no resistir la agonía de la semana que pasaron a la deriva en el mar, según han contado los supervivientes a la Policía.

La patera fue localizada el 10 de abril por el avión de Salvamento Marítimo Sasemar 103 y socorrida ese mismo día por la Guardamar Calíope, que trasladó al puerto de Arguineguín a los 17 personas que había en ese momento a bordo: 15 varones adultos, dos varones menores de edad y una mujer adulta, todos ellos de origen magrebí.

Según informó poco después el 112, uno de los ocupantes de la barquilla necesitó que lo trasladaran a un centro sanitario.

Fuentes de los servicios de emergencia han explicado este miércoles a Efe que algunos de los supervivientes contaron esa misma noche a la Policía en el puerto que llevaban nueve días en el mar, que se les había parado el motor durante la travesía y que faltaban dos de sus compañeros, que se habían arrojado al agua.

Una portavoz de la Policía ha corroborado esos testimonios, aunque ha precisado que los agentes al cargo del caso de esa patera siguen interrogando a más ocupantes para tener más detalles de lo que pasó.

Por el tipo de embarcación (patera de madera), el número de sus ocupantes (19, incluida una mujer) y su origen (magrebí), los detalles de ese grupo coinciden con el de una embarcación que partió el sábado 2 de abril de Dajla (Sahara) con 20 personas, ha indicado una portavoz de Caminando Fronteras, la ONG que dio el aviso de su salida a las autoridades españolas.

LO MAS LEÍDO