Aparicio achaca la caída de la trazabilidad a que muchos casos “llegan de fuera”: “No es que ya no rastreemos bien”

De los ocho positivos notificados el martes en Lanzarote, cuatro eran estudiantes que habían regresado a la isla. Además, el gerente de Servicios Sanitarios afirma que también hay casos de extranjeros que llegan con Covid

José Luis Aparicio, gerente de Servicios Sanitarios de Lanzarote
José Luis Aparicio, gerente de Servicios Sanitarios de Lanzarote

“Siempre hemos presumido de que la trazabilidad en Lanzarote era muy alta y ahora ha bajado un poco, pero es porque tenemos pocos positivos y muchos llegan de fuera”. Eso es lo que ha defendido en Radio Lanzarote el gerente de Servicios Sanitarios de Lanzarote, José Luis Aparicio,  para explicar por qué la Consejería de Sanidad ha situado en rojo el cumplimiento de este parámetro en la isla, con una calificación de “riesgo alto”.

“No es que no estemos rastreando bien, se rastrea igual de bien que siempre”, ha insistido, achacando esa bajada a los casos importados, que no permiten hacer un seguimiento.

La trazabilidad marca el porcentaje de casos detectados que han podido asociarse a un brote concreto (que implica tres o más casos vinculados entre sí), y no lograrlo supone que se desconoce el origen de ese contagio. Sin embargo, Aparicio afirma que en el caso de la isla este dato “no es significativo”, porque asegura que la mayoría de los últimos casos detectados han llegado de fuera, lo que supone que ya entraron a Lanzarote con el virus y que por tanto no se puede establecer esa trazabilidad.

Por eso, ha restado importancia al hecho de que Lanzarote haya pasado a estar muy por debajo del resto del archipiélago en este indicador, con un 43,48%, frente a una media del 63,71% en Canarias.

En el caso de los ocho nuevos positivos notificados este martes, cuatro eran estudiantes que acababan de regresar a la isla, y el gerente de Sanidad afirma que también se han dado casos de extranjeros. Respecto a los turistas internacionales, la normativa obliga desde hace semanas a que lleguen a la isla con una prueba negativa, aunque algunos no lo estarían cumpliendo y se detecta el positivo a raíz de los controles establecidos en la llegada a Lanzarote. Al respecto, la Consejería de Sanidad de Canarias no ha facilitado cifras de cuántos casos de este tipo se están dando, o incluso si alguno pudo llegar a entrar por el aeropuerto y ser detectado después.

En cuanto a los estudiantes que viven en la Península y que regresan a la isla por Navidad, Canarias también publicó un decreto que implica que deben someterse a una prueba antes de volar o realizársela nada más llegar a la isla.

En este caso, José Luis Aparicio ha detallado que más de 1.500 jóvenes pidieron cita para esas pruebas, que se empezaron a aplicar en Lanzarote antes que en el resto de Canarias, dando alguno de ellos positivo. Después, el Gobierno canario publicó la pasada semana un decreto por el que ordenaba realizarse esas pruebas para entrar a todas las islas del archipiélago, ofreciendo una red de laboratorios en España para que los residentes que regresan en el periodo de Navidad puedan hacérselas de forma gratuita antes de venir.

Es mucho mejor porque ya no se desplazan sin tener la prueba”, ha señalado al respecto Aparicio, detallando que en las semanas anteriores estaban pendientes hasta de la hora de aterrizaje de cada joven para hacerles la prueba nada más llegar. Respecto a esas pruebas en Lanzarote, ha precisado que son PCR, “porque son mucho mejores para esto”, aunque la normativa canaria permite también los test de antígenos, que son menos fiables para casos de asintomáticos.

En el caso de los extranjeros, cuya entrada a España está regulada por el Gobierno central, la prueba que se exige es la PCR, y el decreto del Gobierno canario para intentar validar también los test de antígenos ha terminado siendo suspendido por el Tribunal Constitucional.

Rastreadores de los casos de coronavirus en el Hospital Molina Orosa
Solo el 43% de los últimos casos detectados en Lanzarote ha podido asociarse a un brote, lo que eleva el nivel de riesgo
LO MAS LEÍDO