Las aguas residuales desaparecen de Argana Alta pero el mal olor persiste en la zona

Desde Canal Gestión dicen "desconocer" la relación que existe entre estos vertidos y los producidos en el Charco de San Ginés y la Punta del Camello

Desaparecen las aguas residuales en Argana Alta
Desaparecen las aguas residuales en Argana Alta

Las aguas residuales que formaban una enorme charca en Argana Alta, producida por la rotura de uno de los codos de las tuberías de saneamiento, ha desaparecido por fin por completo. No obstante, el mal olor se sigue notando en los aledaños a la estación de bombeo, llegando incluso a trasladarse al barrio de San Francisco Javier.  “Llevamos varios días con las ventanas cerradas", denuncia un vecino de este barrio.

Desde Canal Gestión sostienen que “la avería ya está resuelta”, tal y como adelantó La Voz, tras la colocación de hormigón sobre las antiguas tuberías de saneamiento. De hecho, confirman que “la estación de bombeo ya está en funcionamiento”, tras haber solucionado el problema.

En cuanto a las críticas por lo que se tardó en retirar las aguas fecales de la zona, la empresa ha evitado pronunciarse, apuntando como responsable al Consorcio del Agua, afirmando que es el "encargado de realizar esas tareas".

Además, tampoco ha aclarado si existe relación entre la avería en Argana y los vertidos que se detectaron a finales de la pasada semana en el Charco de San Ginés y en la zona de Punta del Camello, denunciados por Lanzarote en Pie e incluso por el Ayuntamiento de Arrecife. "Lo desconozco", se han limitado a señalar desde el gabinete de prensa de Canal.

 

Olores inaguantables para los vecinos de la zona

“Era un olor terrible”, asegura una vecina de Maneje, muy cerca de la zona donde se produjeron los vertidos. Una trabajadora de una cafetería cercana afirma que “el olor no llegó a entrar en su local”, probablemente por la dirección del viento, aunque sí lo notaba a medida que se acercaba a la zona. No obstante, sostiene que trabajadores de comercios más lejanos, cercanos a la salida de la capital en dirección a San Bartolomé, “sí notaron un hedor fuerte”.

Además, el mal olor se trasladó a los barrios aledaños, llegando a la zona del hospital y a otros barrios de la ciudad. “A mí me gustaría saber quién es el responsable de que este olor no se haya quitado después de tantos días”, denuncia un vecino.

LO MAS LEÍDO