La playa del Castillo de San Gabriel estrena nueva ducha

Esta actuación se enmarca dentro del plan puesto en marcha por el Ayuntamiento para mejorar los servicios en las siete playas del municipio

Ducha en la playa del Castillo de San Gabriel
Ducha en la playa del Castillo de San Gabriel

El Ayuntamiento de Arrecife ha culminado en estas semanas de abril el montaje de la nueva ducha y zona accesible en la playa junto al Castillo de San Gabriel. Según indica el Consistorio, esta pequeña carecía hasta ahora de estos servicios destinados a los bañistas.

Esta actuación se enmarca dentro del plan puesto en marcha por el grupo de gobierno, iderado por Ástrid Pérez, para mejorar todos los servicios en las siete playas del municipio. 

Según ha detallado la concejal de Playas, y titular también del Área de Medio Ambiente, Ángela Hernández, además de la ducha, en la playa de San Gabrie se ha colocado una base accesible para permitir a los usuarios llegar fácilmente a esta zona de ducha, localizada en las proximidades del paseo hacia el antiguo muelle Comercial, y la explanada que rodea a la fortaleza del Castillo de San Gabriel, la segunda más antigua en la isla de Lanzarote tras el original Castillo de Santa Bárbara y San Hermenegildo, en el volcán de Guanapay. "Tenemos en marcha muchas más mejoras para todas las playas de Arrecife, algunas de ellas ya visibles como la playa de la Arena (junto al Castillo de San José), o en la playa del Reducto, con bandera azul", ha añadido. 

Dentro del plan del Ayuntamiento para sus playas, el Ayuntamiento afirma que se están ejecutando inversiones para mejorar servicios y obras de equipamientos, que harán que éstas "incrementen las cuotas de calidad y funcionalidad, fortaleciendo la accesibilidad en todas ellas". "Los visitantes eligen un destino conociendo la existencia de playas y servicios", ha señalado la condeja de Playas, destacando además que la zona del frente marítimo de Arrecife cuenta con un hotel, uno de los más antiguos y operativo de manera ininterrumpida, desde su apertura al público en la década de los 60 del pasado siglo XX.

“Queremos que los vecinos de Arrecife, y los visitantes, puedan disfrutar mejor del litoral y sus calas, en igualdad de condiciones", ha remarcado Ángela Hernández.

En esta línea, con las nuevas inversiones, se afirma que el equipo de gobierno ha procurado que estos nuevos servicios con duchas sean accesibles y tengan "unas bases idóneas que permitan el desagüe de las aguas y sean resistentes a la erosión de las mareas". 

LO MAS LEÍDO