EL CONCEJAL PIDE DISCULPAS POR EL RETRASO Y ESPERA QUE SE RESUELVA EN BREVE

La oposición de 16 propietarios retrasa la rehabilitación de 40 casas en Valterra y Titerroy

El concejal de Urbanismo, Samuel Martín, pide disculpas por la demora y subraya que "en algo tan vital como es el derecho a la vivienda de estos vecinos, no podemos estar improvisando. Las cosas hay que hacerlas bien"...

La licitación de las obras de las Áreas de Regeneración y Renovación Urbana de 40 viviendas de Valterra y Titerroy está "a la espera de la confirmación de 5 propietarios del primero de los barrios y 11 del segundo". Así lo ha señalado el concejal capitalino de Urbanismo, Samuel Martín, quien confía en que estos vecinos" se sumen lo antes posible a los que ya han mostrado su conformidad para que así puedan iniciarse los trabajos".

"En algo tan vital como es el derecho a la vivienda de estos vecinos, no podemos estar improvisando. Las cosas hay que hacerlas bien. El proceso ha sido lento y ha habido que ir subsanando muchas cosas, pero lo importante ahora son los avances que hemos conseguido. Y en esa línea vamos a seguir trabajando", ha señalado el concejal, que ha pedido "disculpas por la demora".

Desde el Ayuntamiento recuerdan que el pasado mes de abril "se adjudicó el contrato de servicios que tenía por objeto la contratación del equipo de información y gestión y la consiguiente apertura de la pertinente oficina de información". De los últimos pasos dados dentro de un procedimiento que comenzó en 2011, el pasado mes de julio, se realizó la tramitación para la concesión al Ayuntamiento de Arrecife por parte del Cabildo de Lanzarote, de una subvención de 91.870,68 euros destinada al ARU de ambos barrios.

"Estamos haciendo todo lo que está en nuestras manos para que los propietarios de las viviendas afectadas sufran el mínimo perjuicio posible", ha subrayado el edil. El Consitorio recuerda que el programa de fomento de la regeneración y renovación urbanas "tiene como objeto la financiación de la realización conjunta de obras de rehabilitación en edificios y viviendas, de urbanización de espacios públicos y, en su caso, de edificación en sustitución de edificios demolidos, dentro de ámbitos de actuación previamente delimitados".

Estas obras deberán realizarse con la finalidad de mejorar los tejidos residenciales, y recuperar funcionalmente conjuntos históricos, centros urbanos, barrios degradados y núcleos rurales.

LO MAS LEÍDO