El Hotel Meliá Salinas también inicia el camino para convertirse en BIC, en la categoría de jardín histórico

El inmueble quedará blindado durante el proceso, tras la publicación este martes del inicio del expediente

Imagen del hotel Meliá Salinas
Imagen del hotel Meliá Salinas

La Consejería de Patrimonio Histórico del Cabildo de Lanzarote ha iniciado un nuevo expediente para proteger y reconocer el Hotel Gran Meliá Salinas de Costa Teguise como Bien de Interés Cultural (BIC), en la categoría de Jardín Histórico.

El inicio del trámite, aprobado el pasado 21 de marzo, se ha publicado este martes en el Boletín Oficial de Canarias (BOC), tan solo un día después de anunciar que la Casa-Museo del Campesino y el Monumento a la Fecundidad también gozarán de esta protección.

Cabe destacar que, a partir de ahora, el inmueble contará con una protección integral durante el proceso, tal y como si ya estuviera declarado BIC, para evitar intervenciones que pudieran desvirtuar sus valores. 

El informe técnico del Cabildo resalta que “los jardines interiores y exteriores del Hotel Gran Meliá Salinas", en cuyo diseño intervino el artista César Manrique, "representan un conjunto de elementos artísticos y arquitectónicos de gran relevancia que le hacen merecedor de protección, al confluir en el mismo un conjunto de valores notorios del Patrimonio Histórico”.

Además, recuerda que las obras del hotel se iniciaron en 1974, ascendiendo el coste aproximado a unos mil quinientos millones de pesetas, siendo promocionadas por la Compañía de Explosivos Río Tinto. La parte arquitectónica del proyecto fue elaborado por el arquitecto Fernando Higueras Díaz, figurando como arquitecto colaborador José Ramón Álvarez. El técnico director de los trabajos obtuvo por medio de esta obra el “Premio Nacional de Arquitectura, 1979”. En cuanto a la intervención de César Manrique, consistió en la ejecución de diversos murales interiores, diseño de la piscina y jardinería interior y exterior.

El del Hotel Gran Meliá Salinas se suma los expedientes ya iniciados por el Cabildo este año, que comprenden numerosas obras de Manrique, como Los Jameos del Agua y su auditorio, el restaurante El Diablo de Timanfaya, su casa en Haría y la sede de la Fundación.

Asimismo, la Iglesia de San Marcial y tres inmuebles de la calle Real de Arrecife, el antiguo hotel Oriental, El Mercadillo y el edificio que albergaba la tienda de Tamaragua, también se encuentran en proceso de ser declarados Bien de Interés Cultural.

Casa Museo del Campesino
El Cabildo inicia un nuevo expediente BIC, sobre la Casa-Museo del Campesino y el Monumento a la Fecundidad
LO MAS LEÍDO