Arrecife pide una aclaración a la Junta Electoral para decidir qué hace con los ediles del LEP-Sí Podemos

La salida del grupo de una de las concejales de Equo implicaría su disolución, pero la secretaria considera que con los datos actuales no procede, porque no se ha acreditado la ruptura de la coalición

El grupo de Lanzarote en Pie - Sí Podemos en el Ayuntamiento de Arrecife
El grupo de Lanzarote en Pie - Sí Podemos en el Ayuntamiento de Arrecife

La enrevesada situación en la que ha quedado el grupo de Lanzarote en Pie – Sí Podemos en el Ayuntamiento de Arrecife ha llevado a la secretaria municipal a solicitar una consulta a la Junta Electoral Central, para decidir en qué situación debe continuar cada uno de los tres ediles.

Concretamente, el Consistorio pedirá a este órgano que aclare si la coalición electoral con la que concurrieron a las elecciones, formada por Podemos y Equo, continúa inscrita en ese registro o si se ha producido “una alteración o disolución”, ya que este punto es clave para determinar cómo debe aplicarse la normativa y qué derechos continúa teniendo cada concejal.

Paradójicamente, ninguno de los dos partidos que sellaron la alianza se sienten ya representados en ese grupo de Arrecife, y la que ha terminado fuera es la única edil que ha mantenido la disciplina. En el caso de Podemos, la que fue su candidata y única concejal electa, Leticia Padilla, abandonó la formación hace un año y medio, pero mantuvo el acta y sigue liberada como portavoz.

Por su parte, Equo anunció hace un mes su ruptura con ese grupo, precisamente por la falta de representación de Podemos, que fue con quien firmó el acuerdo, y también porque considera que no estaba teniendo “voz propia”, pese a contar con dos concejales.

Por eso, ordenó a ambos que abandonaran el grupo, aunque solo Esther Gómez ha acatado su mandato. Para ello, presentó un escrito en el Ayuntamiento, que es el que ha dado lugar al informe de la secretaria y a un decreto posterior de la alcaldesa, solicitando ese “pronunciamiento expreso” de la Junta Electoral.

 

La secretaria afirma que no hay "justificación documental" de la ruptura

Las cuestiones que debe dirimir el Ayuntamiento son dos. Por un lado, si Lanzarote en Pie - Sí Podemos puede seguir teniendo grupo propio, dado que ya no cuenta con el mínimo exigido de tres concejales. Por otro, si Esther Gómez debe pasar al grupo mixto o al grupo de los no adscritos.

El primero está destinado a concejales cuya formación no cuenta con el número suficiente de ediles para formar grupo propio; y el segundo es el que alberga a los concejales que no están adscritos a ningún partido, por haber sido expulsados o por haber abandonado su formación.

En el caso de Esther Gómez, precisamente lo que ha hecho es acatar el mandato de su partido. Sin embargo, la secretaria señala en su informe que no hay “justificación documental alguna” que acredite que Equo “haya decidido abandonar la coalición”. Es decir, que no basta el escrito presentado por la edil, en el que pedía salir del grupo, para dar la coalición por disuelta. Y esto es lo que complica aún más la situación.

En su día, la alianza se selló entre Podemos y Equo, y estos partidos no han tenido discrepancias. El problema ha surgido con la concejal que abandonó la formación morada, y que comparte grupo con los dos ediles de Equo. Podemos ya pidió que Leticia Padilla fuera expulsada del grupo y pasara al de los no adscritos, pero entonces la secretaria informó en contra, alegando que aunque su salida de Podemos encaja en el pacto antitransfuguismo, este documento "carece de eficacia jurídica” y no ha sido plasmado en la ley canaria.

Ahora, ante el nuevo escenario abierto por Equo, ha propuesto elevar la consulta a la Junta Electoral (y no al partido, como también contempla la ley), para que aclare si se ha disuelto la coalición. Y a la espera de esa respuesta, la secretaria considera que actualmente no hay motivos para aplicar las regulación específica que contempla la ley para las coaliciones electorales.

Respecto a Esther Gómez, la diferencia va de estar en el grupo mixto a estar en el grupo de los no adscritos. Este último implica limitaciones, como no poder liberarse y cobrar un sueldo, en base a los acuerdos del Pacto Antitransfuguismo. No obstante, la secretaria también subraya que en su caso no tendría consecuencias, ya que ella no cobra del Consistorio, sino que son los otros dos ediles del grupo los que están liberados a tiempo parcial.

 

Una decisión con consecuencias económicas

En cuanto al grupo de Lanzarote en Pie – Sí Podemos, la ley establece que si un grupo ya constituido pasa a tener menos de tres concejales durante el mandato, perderá esta condición. Sin embargo, la secretaria ha optado por aplicar otro artículo legal, que reconoce que es “contradictorio” con lo anterior, pero que considera que es una “interpretación” más adecuada.

En ese artículo, se establece que “cuando la mayoría de los miembros de un grupo político municipal abandonen la formación política que presentó la candidatura por la que concurrieron a las elecciones o sean expulsados de la misma, serán los concejales que permanezcan en la citada formación política los legítimos integrantes de dicho grupo político a todos los efectos, debiendo subsistir el mismo con independencia del número de miembros que lo integren”.

“Una interpretación a sensu contrario conllevaría a una conclusión del todo absurda, pues implicaría que el transfuguismo de unos de los miembros del grupo, afecta directamente al núcleo de la función representativa del resto de los miembros del grupo, minorando incluso sus derechos de índole económica, y afectando asimismo a la composición de las comisiones informativas”, añade en su informe.

Sin embargo, en este caso Esther Gómez no ha abandonado su partido, sino cumplido con su mandato. De hecho, quien no ha acatado hasta ahora la orden de Equo ha sido su otro concejal, Leandro Delgado, que permanece en el grupo con Leticia Padilla.

Por su parte, Padilla defiende que continúa en el grupo bajo el paraguas de Lanzarote en Pie, que fue solo el nombre que se le dio a la coalición entre Podemos y Equo, y que hace unos meses registró como partido político.

En su decreto, fechado el pasado 31 de agosto, la alcaldesa también ordena dar traslado del informe a los tres concejales, dando un plazo de audiencia a Esther Gómez para que presente alegaciones si lo estima oportuno antes de llevarlo a Pleno.

LO MAS LEÍDO