Un año con Midalia

Isabel Sosa

Hoy se cumple un año desde que Coalición Canaria de Lanzarote tiene una nueva dirección insular. Un año desde que es proclamada Midalia Machín Tavío, nueva Secretaria Insular. Por ello, me he decidido a escribir estas palabras. Ya que se trata de un acontecimiento muy importante a nivel orgánico dentro de este partido. Una de las primeras razones que les daré, es porque se trata de la primera mujer secretaria insular.

Cuando dio un paso al frente, lo primero que pensé fue: No me gustaría estar en su lugar.

¿Saben por qué me vino esto a la cabeza? No lo pensé porque no tuviera valía (ya que la tiene, y mucho), sino por el peso de sus apellidos. Quienes la conocen, saben que no tiene absolutamente nada que ver con su padre, pero era consciente de que ése era el ataque fácil: es hija de...

En este año, Midalia Machín ha demostrado ser una persona valiente, se ha ganado el liderazgo de quienes un año antes la proclamamos secretaria insular.

Nos hace partícipes de las distintas situaciones y problemas que se van produciendo. Es una persona que baraja siempre todas las posibilidades y que escucha y dialoga con cada una de las personas afiliadas, simpatizantes.

Indudablemente ha sido siempre una mujer de partido, activa en sus comienzos desde la parte juvenil. Y lo sigue siendo hoy, tras un año como secretaria insular de Coalición Canaria Lanzarote. Una mujer que abre camino a todas las que la miramos con orgullo, agradecidas de que, a sabiendas que no iba a ser fácil, tomó las riendas de esta organización.

Cuando se cuestiona desde fuera la figura de Midalia Machín, creo que no se es consciente del daño que se hace a todas las personas que buscamos una igualdad real entre hombres y mujeres en esta sociedad. El liderazgo que ella ejerce dentro de esta organización es real y se ha esforzado para que así sea.

Es curioso que, precisamente, aquellas personas que cuestionan la figura de nuestra secretaria general, son las que por una parte se declaran progresistas y feministas, pero por otra afirman, con contundencia y sin conocimiento real, que la mujer sigue siendo una subordinada.

La participación femenina es transcendental cuando a través de ella se propicia el empoderamiento, lo que conlleva a jugar un papel decisivo en la determinación de necesidades, y búsqueda de soluciones.

Termino con la cita de Michelle Bachelet: "Si una mujer entra en política, cambia la mujer. Si muchas mujeres entra a la política, cambia la política".

Por Isabel Sosa Corujo, secretaria de Igualdad de Coalición Canaria Lanzarote.

 

LO MAS LEÍDO