La consejería de Vivienda adquiere 134 casas y destina 16 millones de euros para familias afectadas por desahucios

El Parlamento de Canarias también está desarrollando actuaciones dentro del mismo plan para evitar los desahucios

EKN

Seastián Franquis, consejero de Obras Públicas, Transportes y Vivienda del Gobierno de Canarias
Seastián Franquis, consejero de Obras Públicas, Transportes y Vivienda del Gobierno de Canarias

La Consejería Vivienda, que dirige Sebastián Franquis, ha destinado en los últimos 18 meses más de 16 millones de euros para atender a las familias objeto de desahucio y ha adquirido hasta 134 casas para las mismas, según los resultados del programa Canarias Prohogar.

Este dinero se ha invertido tanto en la adquisición de viviendas, como en dar una atención especial a estas personas, además de intervenir en un millar de procesos judiciales abiertos contra estos moradores para evitar precisamente los lanzamientos y que acaben en la calle.

“La valoración que hacemos desde la Consejería es muy positiva, con el nuevo Plan de Vivienda hemos rediseñado el programa Canarias ProHogar y estamos logrando buenos resultados. Por tanto, creo que es un programa que está teniendo buena acogida tanto por las oenegés, como por los ayuntamientos y por los propios afectados“, ha destacado el consejero Sebastián Franquis en su intervención parlamentaria.

Una de las principales líneas de actuación de programa es la adquisición de vivienda, una acción para la que se han dedicado en el último año y medio 15,5 millones que el ICAVI ha encomendado a Visocan y fruto de la cual ya se han comprado 62 viviendas y se negocia la adquisición de otras 39 este mismo año.

Además, la Consejería, a través de Visocan, ha firmado varios convenios con entidades bancarias y la Sareb para la cesión de 73 pisos para ser usados como alternativas habitacionales para poder dar respuesta a las situaciones de desahucio.

Concretamente, por esta cesión, Visocan paga a las entidades bancarias 125 euros por vivienda al mes y, a este lote, hay que sumar otras tres viviendas que ha alquilado la Asociación Provivienda con subvenciones otorgadas por el ICAVI, que también se dedican a acoger a familias afectadas por un desahucio.

Por tanto, ya hay un total de 138 viviendas adquiridas para el programa Canarias Prohogar, de las que 94 ya están ocupadas por familias que se acogieron a este plan tras firmar un contrato de alquiler con Visocan totalmente asequible y acorde a los ingresos de cada unidad familiar.

Otro de los ejes de este programa es el acompañamiento que se da a las familias afectadas por un proceso de desahucio, para la que se ha dado una subvención a la Asociación Provivienda por valor de 250.000 euros para alquilar viviendas para estas familias.

Además, también incluye una intervención social integral con las personas acogidas, de manera que se les apoye en la búsqueda de una alternativa residencial cuando finalice su estancia en el recurso. Con esta subvención se dio respuesta a un total de 17 familias en 2021.

El consejero Sebastián Franquis también desgranó ante el Parlamento de Canarias las actuaciones que este programa está desarrollando a nivel legal para evitar los desahucios. De esta forma, el ICAVI se ha personado ya en más de un millar de casos (538 en el año 2021 y 552 en 2022) para evitar que los procesos de desahucio judicializados acaben con un lanzamiento.

De momento, "se han conseguido paralizar 313 de estos lanzamientos" en el último año y medio, aunque "se espera que esta cifra pueda triplicarse de aquí a finales de año", ha explicado el consejero. “Lo que debe de quedar claro es que, de todas las familias que se acogieron al programa Canarias Prohogar no hay ninguna que se haya quedado sin casa ni sin alternativa habitacional alguna, es decir, nadie se quedó en la calle”, recalca Franquis.

LO MAS LEÍDO