El precio de la vivienda usada se dispara un 7,4% durante el segundo trimestre en Yaiza

El metro cuadrado cuesta ya 2.635 euros en el municipio lanzaroteño, registrando la mayor subida de la provincia

EKN

Ofertas de vivienda en una inmobiliaria de Arrecife
Ofertas de vivienda en una inmobiliaria de Arrecife

El precio de la vivienda usada en el municipio de Yaiza se ha encarecido un 7,4% en el último trimestre, con el metro cuadrado a 2.635 euros, según el último índice de precios de Idealista.

No solo se trata de su máximo histórico, al subir un 2,8% con respecto al mes anterior, sino que registra la mayor subida de la provincia de Las Palmas durante esta primavera.

En cuanto al resto de municipios de Lanzarote, la capital marca una cifra de 1.368 euros por metro cuadrado, un 1,1% más mensual y un 3,6% más con respecto a marzo. Los precios también continúan aumentando en Tías, que marca un coste de 2.593 euros, un 0,6% más mensual y con un aumento del 2,7% trimestral.

Por su parte, Tinajo ha experimentado un cambio de tendencia y vuelve a subir este mes de junio, con un precio de 1.463 euros por metro cuadrado, un 4,5% más que en mayo, aunque desciende un 9,4% con respecto al trimestre anterior.

En el lado contrario se encuentran Teguise, San Bartolomé y Haría, que han visto bajar sus precios en el sexto mes del año. Concretamente, los precios en Teguise descienden un 0,2% con respecto a mayo, con un coste medio de 2.130 euros, pero son un 2,3% mayores que en marzo de 2022. 

En San Bartolomé caen mensualmente un 0,8% hasta los 2.073 euros, pero crecen un 0,1% si se compara con el anterior trimestre. Finalmente, el coste de la vivienda en Haría desciende hasta alcanzar los 1.725, un 0,3% menos que en mayo y un 0,7% más que en marzo.

 

El archipiélago también registra máximos

Mientras tanto, en el conjunto de Canarias los precios escalan un 2,2% en el último trimestre, la cifra más alta registrada en Canarias, con el metro cuadrado en 2.009 euros y, en términos interanuales, la subida es aún mayor, alcanzando el 6,2%.

Y es que ambas provincias canarias han tenido un comportamiento alcista durante la primavera, puesto que los precios subieron un 1,7% en Las Palmas, hasta los 1.990 euros el metro cuadrado y un 2,5% en Santa Cruz de Tenerife, con un coste de 2.022 euros, lo que supone el mayor precio de esta última provincia en la serie histórica.

En los municipios de la provincia de Santa Cruz de Tenerife, la capital ha experimentado una subida de precio del 9,3% durante los últimos tres meses. Sin embargo, las mayores subidas son las de Buenavista del norte (21,6%) y Santa Cruz de la Palma (16,3%).

“Tras un 2021 y comienzo de 2022 extraordinariamente positivos, parece que la euforia se desacelera. La fuerte demanda experimentada en el último año ha drenado el mercado de segunda mano y los visados de obra nueva crecen muy lentamente por culpa de la burocracia administrativa y la carestía de materiales y mano de obra”, apunta Francisco Iñareta, portavoz de Idealista. ”Todo esto hace que los precios se estén tensando lentamente, especialmente en algunos mercados, como los dos archipiélagos”.

 

Subidas generalizadas en todo el país

Sin embargo, esta no es una situación que se limita al archipiélago canario, sino que el precio de la vivienda usada ha sido también un 2,8% en el resto de España durante el segundo trimestre del año. Este incremento ha dejado el metro cuadrado en 1.876 euros, un 3,3% más que el año pasado en estas fechas.

Solo diez capitales han conseguido reducir sus precios durante la primavera, aunque solo Bilbao (-0,9%) puede considerarse parte de los grandes mercados inmobiliarios. La mayor caída se ha producido en Cuenca (-11,8%), seguida de Cáceres (-2,1%), Toledo (-1,6%), Soria (-1,3%), Bilbao, Palencia (-0,5%), Tarragona (-0,4%), León (-0,2%), Lugo (-0,2%) y Murcia (-0,1%). 

La mayor subida se produjo en la ciudad de Ceuta, donde los precios crecieron un 11,2% en estos tres meses. Le siguen las escaladas de Santa Cruz de Tenerife (9,3%), Pamplona (8,4%) y Guadalajara (7,6%).

En cuanto a las expectativas de futuro, Iñareta advierte que “la merma de la capacidad adquisitiva de los compradores y el encarecimiento de las hipotecas podrían frenar este apetito por la compra en la segunda parte del año, ralentizando el cierre de operaciones y relajando los precios”.

LO MAS LEÍDO