Bajo el lema "Energía se escribe con ?", se están desarrollando jornadas para concienciar a los empresarios sobre este tema

La Dirección de Energía acercó las líneas de ayuda a la eficiencia y el ahorro energético a los empresarios de Lanzarote

El director general de Energía del Gobierno de Canarias, Adrián Mendoza, presentó en Arrecife la semana pasada, las Jornadas sobre Ahorro Energético, que con el lema "Energía se escribe con ?" se están ...

La Dirección de Energía acercó las líneas de ayuda a la eficiencia y el ahorro energético a los empresarios de Lanzarote
La Dirección de Energía acercó las líneas de ayuda a la eficiencia y el ahorro energético a los empresarios de Lanzarote

El director general de Energía del Gobierno de Canarias, Adrián Mendoza, presentó en Arrecife la semana pasada, las Jornadas sobre Ahorro Energético, que con el lema "Energía se escribe con ?" se están desarrollando en cada una de las islas.

La apertura de la Jornada, que tuvo lugar a las 19:00 horas en el Arrecife Gran Hotel, estuvo a cargo del director general de Energía y del presidente de Felapyme, Alfredo Villalba. En el transcurso de la Jornada Adrián Mendoza dio a conocer las líneas de ayuda a la eficiencia y el ahorro energético del Plan Energético de Canarias (PECAN).

La Consejería de Empleo, Industria y Comercio del Gobierno de Canarias viene desarrollando unas Jornadas sobre Ahorro Energético en cada una de las islas, con el objetivo de concienciar a los empresarios del uso responsable de las energías como único camino para aumentar la eficiencia y productividad de las empresas, mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, así como para preservar y garantizar el poder energético que mueve el desarrollo del Archipiélago.

En esta tarea se considera clave el papel que juega la empresa privada, no sólo por ser uno de los mayores consumidores, sino porque la formación de trabajadores y profesionales responsables en su uso, crea ciudadanos responsables. Así, señalaron que introducir las bases de una cultura energética en las pequeñas y medianas empresas permitirá, a corto plazo, reducir los altos volúmenes de energías que se malgastan a lo largo del proceso productivo y, a medio plazo, la traslación de sus conceptos a la vida social y privada de los ciudadanos.

Asimismo, también indicaron que la dependencia del exterior y los costes agregados en la producción de energía afectan a la economía canaria con una importante incidencia en los gastos de las empresas por su incidencia directa en términos contables, medioambientales y sociales que repercuten en la calidad de la oferta turística y agroalimentaria, entre otras. Por ello, la utilización de nuevas tecnologías que reduzcan los consumos, el mantenimiento y correcto uso de equipos y maquinarias, así como el desarrollo de hábitos que se adapten a los nuevos retos, "exigen un mayor compromiso por parte de todos".

Menor consumo, mayor eficiencia

Un estudio realizado por FENOSA en el año 2005 pone en evidencia el brutal efecto que tiene la energía que se malgasta en la economía de las pequeñas y medianas empresas españolas que se eleva a 1.550 millones de euros, o el equivalente al 1% de su facturación.

Según el citado estudio, el 5,3% de los gastos en personal del total de las PYMES, se pierde entre equipos que se mantienen encendidos cuando no se usan, o son mal utilizados o utilizan expresiones tecnológicas obsoletas. Sin embargo, un uso adecuado

de la energía que mueve a las PYMES reduciría en un 20% sus consumos, un 10% del consumo eléctrico de toda España y un 22% de la emisiones necesarias para que el Estado cumpla con el Protocolo de Kioto (10,45 millones de toneladas de CO2).

Conscientes de esta situación, el Gobierno de Canarias está trabajando para que prenda la idea de la cultura energética como principio fundamental de la organización de las

empresas, cuyo consumo es muy superior a la energía disponible en el Archipiélago, con el agravante en Canarias de la lejanía, la insularidad y la fragmentación del territorio.

Sensibilización y capacitación

En los últimos años, las empresas comienzan a identificar el consumo energético y la necesidad de desarrollar prácticas que reduzcan su impacto en sus presupuestos, como una de las claves del negocio y vienen trabajando en la construcción de un movimiento de optimización energética en el mundo de las PYMES.

En base a esta experiencia, la Consejería de Empleo, Comercio e Industria ofrece su apoyo y recursos a los empresarios para reducir en un 20% sus consumos y hacer más eficientes y competitivos sus negocios con información, formación en el manejo de la

energía y en el suministro de herramientas que le permitan detectar fallos, medir su eficiencia energética y atender sus necesidades de renovación tecnológica. Asimismo,

trabaja en la sensibilización y capacitación del personal para el ejercicio de conductas que optimicen el consumo energético.

LO MAS LEÍDO