El Parlamento canario aprueba por unanimidad la suspensión de nuevos locales de juego, apuestas, casinos y bingos

La medida estará en vigor hasta el 31 de diciembre de 2021, cuando se espera tener aprobada la nueva Ley de Juego de las islas

Imagen de archivo de una sesión del Parlamento de Canarias
Imagen de archivo de una sesión del Parlamento de Canarias

El Parlamento de Canarias ha aprobado este miércoles de forma definitiva y por unanimidad el proyecto de ley que suspende la apertura de nuevos locales de juegos y apuestas, casinos y bingos en Canarias hasta el 31 de diciembre de 2021, plazo que marca la Cámara para reformar la ley del juego de las islas.

No obstante, los grupos de la oposición -CC, PP y Cs- se han desmarcado de la retroactividad de la norma, que fija su inicio el 6 de marzo de 2020, en una votación que se realizó hasta en tres ocasiones.

El proyecto de ley también implica que se amplía la Comisión del Juego y las Apuestas para potenciar aspectos sanitarios y educativos con la inclusión de representantes de entidades que luchan contra las adicciones y la creación de un registro del juego que impide la entrada a los locales de personas que lo tengan prohibido por adicciones.

Ricardo Fernández (Cs) ha tildado de "error" fijar la retroactividad pero ha valorado que la ley sirva para "controlar" la ludopatía y proteger a los menores.

Melodie Mendoza (ASG) ha señalado que la ley "es un paso adelante" porque la ludopatía está creciendo en Canarias y especialmente a los jóvenes se les "bombardea" para que consuman y además, con "rostros conocidos" como reclamo.

No obstante, ha valorado que el Gobierno regional va a hacer campañas de concienciación y advertido de que siguiente reto es la regulación del juego on line.

Manuel Marrero, portavoz de Sí Podemos, ha destacado que la nueva ley acaba con la "barra libre" que había en el subsector, pues bastaba una declaración responsable para abrir el negocio, lo que generó una "proliferación" de estos locales en todo el archipiélago, 51 solo el año pasado.

Ha advertido de las "adicciones" y "dramas familiares" asociados al juego y pedido alternativas de ocio ante la generalización de los bingos en centros cívicos y asociaciones de vecinos.

Carmen Hernández (NC) ha resaltado su "satisfacción" por que el Paralamento vaya en paralelo a la "demanda de la calle" pues muchos locales de apuestan crecen "en barrios donde la pobreza campa a sus anchas".

 

El próximo reto: el juego online

Asimismo, ha incidido en que el juego "es una amenaza seria para la salud", por lo que espera una próxima reforma de la ley del juego de Canarias y que se asume el "próximo reto", el juego online, también vinculado a los videojuegos, pues algunos, caso del 'Fortnite', ya empiezan a pedir dinero real para mejorar la calidad del juego, "una forma soterrada de adicción".

Luz Reverón (PP) ha dicho que las apuestas son "la heroína del siglo XXI", que se agravan con el juego online, mientras que Jana González (CC-PNC) también ha instado al Ejecutivo a "plantar cara" al juego digital y lidere las campañas contra las adicciones.

Matilde Fleitas, del Grupo Socialista, ha tildado de "paradójico" que los grupos que la pasada Legislatura intentaron introducir los 'esports' en los centros educativos ahora quieran "proteger" a los menores y se ha preguntado qué intereses tiene la oposición en oponerse a la retoractividad.

LO MAS LEÍDO