Rosa dejó de pagar 6,7 millones en impuestos y seguridad social del Fariones mientras desviaba dinero a otras empresas

Así lo sostienen la Fiscalía y la acusación particular, ejercida por García Bravo e Hijos SL, que califica de "trama criminal" lo ocurrido en la gestión de la empresa de la que son socios minoritarios

Juan Francisco Rosa, a las puertas de los Juzgados
Juan Francisco Rosa, a las puertas de los Juzgados

Juan Francisco Rosa acumuló durante años “constantes y cuantiosas deudas” con las administraciones públicas, que llegaron a sumar más de 6,7 millones de euros en impagos de impuestos, tasas y hasta Seguridad Social de los trabajadores del hotel Fariones, mientras desviaba el dinero a otras empresas de su propiedad. Así lo sostiene el Ministerio Fiscal, en el escrito de acusación del nuevo juicio al que se enfrenta el empresario, junto a cuatro miembros de su familia, por delitos societarios, de apropiación indebida y de falsedad documental.

Según recoge la Fiscalía en ese escrito, solo con la Seguridad Social llegó a acumular una deuda de  3.321.730 euros, al haber dejado de pagar las cotizaciones de los trabajadores del hotel durante 8 años, en el periodo comprendido entre 2008 y 2016. Además, entre 2009 y 2014 tampoco ingresó a la Agencia Tributaria las retenciones del IRPF de sus empleados.

A esto se sumó otra deuda de 1.197.496 euros con la Administración Tributaria Canaria, “por la falta de ingreso de los importes correctos en concepto de IGIC derivados de su propia actividad económica en el período comprendido entre el 2003-2014”.

Por último, entre 2008 y 2016 también dejó de pagar los impuestos municipales al Ayuntamiento de Tías, alcanzando una deuda de 1.238.940 euros. Y todo ello mientras en ese mismo periodo, la mercantil Hotel Los Fariones SA concedía préstamos millonarios a otras empresas del grupo Rosa, avalaba créditos e hipotecas y renunciaba a la explotación de sus propios bienes en favor de otras sociedades de Juan Francisco Rosa, como Salmepa.

 

“Comprometieron el patrimonio para garantizar deudas del grupo Rosa”

“Los administradores comprometieron gravemente el patrimonio social para garantizar deudas del 'grupo Rosa', e incluso deudas personales o deudas de otros acusados, y además, sin establecer retribución alguna a estas garantías, al mismo tiempo que incumplían las obligaciones de la sociedad referidas al pago de las cotizaciones de los trabajadores, al pago del IGIC, al pago del IRPF de sus trabajadores y al pago de diversos impuestos, tributos y tasas locales”, sostiene por su parte el escrito de la acusación particular, ejercida por Garcia Bravo e Hijos SL.

Fue esta empresa, como socia minoritaria de Hotel Los Fariones SA, quien terminó presentando la querella que dio lugar esta causa, al detectar las irregularidades contables y los desvíos de capital que afirman que les ocultaron durante años.. “La situación derivó en que durante numerosos ejercicios, la entidad tuviera un resultado negativo y un riesgo financiero que superaba el valor de su principal activo, el Hotel Los Fariones”, denuncian.

Respecto al “sobrecoste” que supuso para la empresa el impago de todo tipo de impuestos, el Ministerio Fiscal lo cifra en más de 2,3 millones de euros “en términos de intereses, recargos, sanciones y costas” que tuvieron que afrontar. Incluso, la Fiscalía subraya que en 2014 se tuvo que constituir una hipoteca sobre el hotel “para garantizar con la Tesorería General de la Seguridad Social el aplazamiento de la ingente deuda”.

“Se generó un inasumible agujero financiero cuyas consecuencias siguen afectando a fecha de hoy a la estabilidad financiera de la sociedad”, sostienen los querellantes, que en su escrito de acusación piden hasta 11 años de cárcel para Juan Francisco Rosa, para dos de sus hijos -Raquel y Juan Andrés- y para Anselmo Rosa Perdomo y Rosa María Rosa, a quienes reclaman también la devolución a la empresa de un total de más de 43 millones de euros.

 

Una “trama criminal” con una “hoja de ruta planificada”

García Bravo e Hijos SL ostentaba el 25% de la sociedad Hotel Los Fariones, pero afirma que los administradores y acusados en la causa -todos miembros de la familia Rosa en distintos periodos- les ocultaron durante años las cuentas de la empresa, en lo que califican como una “trama criminal”, que ha ocasionado “un perjuicio millonario” a la empresa, y por tanto a ellos como socios.

Además, añade que los hechos reflejan una “hoja de ruta delictiva planificada por los acusados con la finalidad de expulsar al socio minoritario a través de diversas ampliaciones de capital”. Precisamente de eso se valieron, según la acusación, para reducir “ilícitamente” el porcentaje de participación de Gracia Bravo e Hijos SL, que bajó del 25% al 24,99%., lo que implicaba perder el derecho de acceso a la información.

Para ello, y para justificar todas las demás operaciones presuntamente fraudulentas, la acusación sostiene que “simularon” decenas Juntas Generales, a las que nunca fueron convocados. Y también denuncia que “hicieron desaparecer los Libros de Actas de las Juntas celebradas entre los años 1986 y 2014”, que tampoco fueron entregados al Juzgado, pese a los numerosos requerimientos que realizó durante la instrucción de esta causa. 

Junto a los préstamos y los avales a otras empresas de Rosa, la “imputación de deudas artificiales” a la sociedad y las “facturaciones por servicios inexistentes”, la acusación sostiene que también se produjo un “vaciamiento patrimonial” Hotel Los Fariones SA, con la venta de “diversos bienes”, “muy por debajo del precio real de mercado”.

La más destacada fue la venta de Lanzasuiza SA, que pertenecía al 50% a la empresa y que tenía como principal activo la finca en la que se ubicaba el hotel La Perla. Esa venta se llevó a cabo en 2014 por un precio de 4,3 millones de euros, cuando solo esa parcela tenía un valor de tasación de entre 19 y 24 millones de euros, considerando “las previsiones contenidas” en el Segundo Plan de Modernización de Puerto del Carmen”, que se había aprobado poco antes.

A esto se suma que Lanzasuiza ostentaba un derecho a patrimonializar las camas turísticas por el cambio de uso de dichos terrenos (reconversión de turístico a comercial), que las periciales tasan en 4.797.158 euros.

 

La empresa asumió “gastos personales” de Juan Francisco Rosa

Además, Hotel Los Fariones SA ni siquiera llegó a recibir la totalidad del escaso precio establecido para la venta de Lanzasuiza. En el caso de dos empresas compradoras, se comprometieron a asumir a cambio unas supuestas deudas de Lanzasuiza, que en realidad correspondían a otras empresas de Rosa. En cuanto a Rafael Lasso Cabrera, la parte que adquirió ascendía a 645.079 euros, pero nunca llegó a abonarlos, o al menos no a Hotel Los Fariones. Lo que sí hizo en aquellas fechas, según declaró él mismo en los Juzgados, fue realizar un “préstamo personal” a Juan Francisco Rosa de 500.000 euros

El propio Rosa también se benefició directa y personalmente de otras operaciones, según la acusación. Entre otras cosas, utilizó el Hotel Los Fariones para garantizar una deuda personal por importe de 462.778 euros, mientras “ se seguía impagando a la Tesorería General de la Seguridad Social” las cotizaciones de los trabajadores.

Además, la acusación también sostiene que Rosa cargaba a la sociedad hasta su seguro de autónomo, siendo “gastos que no le correspondían a la misma, sino que tenían un carácter claramente personal”.

“La absoluta confianza depositada por el socio minoritario García Bravo e Hijos S.L., desde el año 1996 hasta 2014, en las personas que llevaban a efecto la gestión societaria, ha posibilitado que los acusados protagonizasen una auténtica operación de despatrimonialización de la sociedad Hotel Los Fariones S.A., habiendo visto el socio minoritario cómo su patrimonio societario se malograba de forma irremisible a resultas de las actuaciones protagonizadas por los acusados”, concluye la acusación.

El empresario Juan Francisco Rosa, acudiendo a una declaración en los Juzgados
Nuevo juicio contra Rosa: le piden hasta 11 años de cárcel y el juez le exige ya una fianza de 57 millones
LO MAS LEÍDO