UNO DE LOS ACUSADOS ERA UN AGENTE DE LA GUARDIA CIVIL

A juicio 10 presuntos miembros de una red que introdujo 49 kilos de cocaína en Lanzarote en un crucero

Fiscalía pide para los acusados penas que van de los 6 a los 23 años de prisión y cerca de 11 millones de euros en multas 

  A juicio 10 presuntos miembros de una red que introdujo 49 kilos de cocaína en Lanzarote en un crucero
A juicio 10 presuntos miembros de una red que introdujo 49 kilos de cocaína en Lanzarote en un crucero

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial juzgará del 23 al 27 de abril en Las Palmas de Gran Canaria a diez acusados de pertenecer a una red de tráfico de drogas que introdujo en Lanzarote 49 kilos de cocaína, entre los que se encuentra un agente de la Guardia Civil. Fiscalía pide para los acusados penas que van de los 6 a los 23 años de prisión y cerca de 11 millones de euros en multas por delitos de tráfico de drogas realizado por una organización criminal, tenencia de armas, falsificación de documento oficial, blanqueo de capitales y revelación de secretos

Para quien se solicitan 23 años de prisión es para Alexander Von Hoger, quien el Ministerio Fiscal considera además que era "enlace" entre ésta y otra organización también dedicada al tráfico de drogas que operaba en Gran Canaria. De hecho, en el banquillo de los acusados se sentarán otras siete personas acusadas de pertenecer a esta segunda red. 

A Alexander Von Hoger se le señala como "un organizador importante del tráfico de sustancias estupefacientes en Canarias, de cualquier tipo y con diversas organizaciones". Según Fiscalía, Alexander distribuía con otro de los acusados, Massimiliano Giusepe Anfuso, alias Máximo "la droga". "Busca proveedores y organiza la entrada de alijos y, con Máximo, realiza las actividades de pitufeo, ayudado por su novia, la acusada Froydis Lindhjem, quien a su vez hace labores de vigilancia en las citas de Alexander, y con la colaboración de Cesáreo Suárez", otro de los acusados, de quien se indica que era "empleado de banca" y que hacía "acopio de billetes de 500 y 200 euros"  para "hacer el canje de estos billetes por otros de 20 euros que le entregaba Alexander". 

 

La cocaína llegó a la isla a bordo de un crucero procedente de Brasil


No obstante, Fiscalía señala que esta red que operaba en Lanzarote estaba dirigida por Zeljko Rakowski, alias 'El Profesor', quien "se desplazó en fechas próximas anteriores a abril de 2016, a fin de negociar, en origen, el envío de cocaína". En ese viaje, según el Ministerio Fiscal, le acompañaron otros dos acusados, Nikola Fatic y Milos Jovanovic, quienes habrían entregado la droga "a un miembro de la tripulación del MSC Splendida", crucero en el que la cocaína llegó a la isla. 

Una vez realizada la travesía, Nikola Fatic y  Milos Jovanovic "se encargaron de la custodia de la cocaína en varios establecimientos hotelelos de Lanzarote", llegando a "alojarse hasta en tres" con "la dirección del Profesor, que contaba "con la ayuda de los acusados Máximo y Dorian, hasta que fuese trasladada a Las Palmas por Rayco y Carlos Armiche".

 

Tenian acceso a "información interna" de las navieras


Fiscalía considera que Massimiliano Giuseppe Anfuso, alias Máximo, actuaba, al igual que Alexander Von Heger, como "relaciones públicas de la organización con contactos a nivel nacional e internacional" y que era "responsable de la distribución de la droga y del blanqueo de dinero mediante el pitufeo (procurando la obtención de billetes de 500 y 200 euros para mayor facilidad de traslado de cantidades importantes de dinero). 

Este acusado, según se señala en el escrito de acusación, se constituye "como una persona esencial en la logística para la introducción por vía marítima de la droga". Y es que, en un registro que se llevó a cabo en su domicilio de San Bartolomé de Tirajana (Gran Canaria) "se intervino amplia información sobre seis buques mercantes de las naveiras MSC y MAERSK). 

En este sentido, también se apunta que en el domicilio del Profesor, en Arinaga, también se inacutó "información de alto valor, encontrando un planning de los buques de la naviera MSC, lo cual sólo pudo ser facilitado desde el staff de la naviera y pone de manifiesto que la organización tenía acceso a información interna de la empresa naviera, referida a sus rutas desde Brasil, con conocimiento de los contenedores y su numeración fecha de salida del contenedor, el buque que lo transportaba y fecha de llegada a puerto de destino". Con ello, añade el Ministerio Fiscal, se "articula la logística para ocultar la droga". 

Asimismo, a Massimiliano Guiseppe se le considera "responsable de la venta en lanzarote de un kilo de cocaína del alijo incautado, por el cual se cobró la cantidad de 39.460 euros, sin que haya sido posible la identificación del o los compradores". 

 

El guardia civil usaba "datos policiales" para dar "información y seguridad"


En cuanto a los otros dos acusados, Carlos Armiche y Rayco Álamo, se apunta que eran "los encargados de transportar la cocaína desde Lanzarote hasta Las Palmas". Rayco Álamo, según se indica en el escrito de acusación "era agente de la Guardia Civil" y como tal "aparece como persona encargada de dar seguridad e información haciendo uso de los datos policiales a los que tiene acceso". 

Según Fiscalía, también tenía "bajo sus órdenes" a un "llamado Joaquín, cuya identidad no ha logrado ser reconocido" y, junto a Máximo, se encargaba igualmente, "de labores de pitufeo". Respecto a los datos policiales, se indica que facilitaba "información interna" a la que tenía "acceso en su condición de Guardia Civil a Carlos Armiche y al tal Joaquín". 

 

La cocaína fue encontrada en un hotel de Puerto del Carmen


Finalmente el 28 de abril se 2016 se intervinieron los 49 kilos de cocaína en un apartahotel del Complejo Turístico Lanzarote Pal de Puerto del Carmen. La droga, con una riqueza media del 86,31%, hubiera alcanzado "un valor aproximado en el mercado de 1.716.701 euros". "La señalada droga era propiedad de la organización, de todos estos acusados, quienes se iban a encargar con total desprecio hacia la salud de las personas, a proceder a su distribución y venta en la isla de Gran Canaria, apropiándose de los pingües beneficios que esta actividad reporta", señala Fiscalóa. 

Ese mismo día, según se recoge en el escrito de acusación, se detuvo también a otro de los acusados de pertenecer a esta red, a Dorian Gray, quien en el momento de su arresto "tenía en su poder un pasaporte de la República de Eslovenia a nombre de Martín Magister que había sido manipulado", es decir, que era falso. 

 

También se intervinieron 20 kilos de hachís, una pistola y dinero


En la operación, que fue desarrollada por la Policía Nacional bajo el nombre de 'Escipión', también se intervinieron 20 kilogramos de hachís, una pistola modificada y munición, sustancia para la adulteración y manufactura de la droga y 39.460 euros en efectivo en diversos registros, según informó entonces el cuerpo policial.

En su momento, la Policía Nacional comunicó que eran 11 los detenidos y que el presunto líder de esta la organización, al que todos conocían como 'El profesor', había prestado sus servicios en el ejército nacional yugoslavo y se encontraba fugado de la justicia germana, pendiente de cumplir una pena de 14 años. 

LO MAS LEÍDO