Tías incauta tres burros que Ademal denunció que estaban "abandonados" en el interior de un cráter

"Los animales no estaban en malas condiciones, pero es verdad que los informes también dicen que la situación podría ser mejor", ha señalado el concejal de Protección Animal, Nicolás Saavedra

Imagen de uno de los burros publicada por Ademal en las redes sociales
Imagen de uno de los burros publicada por Ademal en las redes sociales

El Ayuntamiento de Tías procedió este martes a incautar tres burros que la Asociación para la Defensa contra el Maltrato Animal de Lanzarote (Ademal) denunció que estaban "abandonados" en el interior de un cráter. "Los animales no estaban en malas condiciones", ha asegurado no obstante el edil de Protección Animal, Nicolás Saavedra. 

En una denuncia que Ademal presentó en el mes de diciembre, se afirmaba que los animales estaban en "instalaciones indebidas" con "malas condiciones higiénico-sanitarias" y "corriendo riesgo su integridad física". "El lugar se encuentra lleno de basura, plásticos, restos de madera y excrementos por todos lados", aseguraba la asociación, que indicaba que, además de los tres burros, también había tres perros" a los que veía "flacos". 

Perros que se encontraban en la zona según denunció Ademal
Perros que se encontraban en la zona "abandonados", según denunció Ademal

"No se ven recipientes con alimentos", añadía Ademal, que apuntaba que solo en "una de las ocasiones" en la que fue al lugar encontró restos de lo que parecía "ser pan" y que aunque había agua, ésta estaba "sucia", de "un color indeterminado". Además, la asociación advertía de la posibilidad de que se estuviera cometiendo una "infracción contra la ordenación del territorio" al ser "suelo rústico, protegido como bien paisajístico" y haber "construcciones de palets o similares".

Asimismo, hace dos días, Ademal aseguró de que uno de los perros había desaparecido y que, ante ello, había llamado al Seprona de la Guardia Civil.  

 

"La situación podría ser mejor, pero no estaban en malas condiciones"

"Yo tengo informes de la Policía y del veterinario que dicen que los animales no estaban en malas condiciones", ha asegurado este miércoles el concejal de Animal de Tías, señalando al respecto que  los animales realmente estaban "en una extracción de rofe" que hay pegada junto a Montaña Blanca y que sí "tenían alimento, agua y sombra". No obstante, sí ha apuntado que "es verdad que los informes también dicen que la situación podría ser mejor" y que por ello se ha procedido a retirar a los animales, aunque de momento solo a los burros.

"Se han retirado porque, una vez que hemos hablado con el dueño, no tiene intenciones de mejorar sus condiciones. Entonces, si no van a mejorar y una asociación experta considera que son mejorables y podemos buscar una familia adoptante, es lo que vamos a hacer", ha señalado Saavedra.

En concreto, el edil ha detallado que los burros no tienen microchip, cuando deben de tenerlo, y que por lo tanto se desconoce si han venido siendo vacunados. "Y si el señor no puede hacerlo, no puede tener a los animales", ha indicado Nicolás Saavedra, que ha explicado que el dueño "recogió" a estos animales "para hacer un favor a personas que no podían tenerlos", pero que reconoció "que iba a ser complicado mantenerlos con todo lo que indica la ley". 

Imagen publicada por Ademal del lugar donde se encontraban los animales
Imagen publicada por Ademal del lugar donde se encontraban los animales

Así, el Ayuntamiento procedió a incautar este martes los burros. "Hemos pedido a un señor de San Bartolomé que se los quede hasta que les buscamos una ubicación definitiva de alguien que sepa que les va a cuidar y estén en condiciones, que tengan su vacunación y microchip", ha señalado Saavedra. 

En cuanto a los perros, sin embargo, el dueño sí ha manifestado su intención de hacerse cargo de los mismos y, por el momento, "se los ha llevado a su casa". "Hoy tenemos un cita con él, para que nos enseñe la documentación. Si nos pasa lo mismo, que no tienen chip y vacunas y no tiene intenciones, se los retiraremos también", ha asegurado al respecto el concejal de Protección Animal. "Pero nosotros nunca hemos visto tres perros, solo dos", ha afirmado. 

Lo que no ha podido confirmar Nicolás Saavedra es si el dueño de los animales habría cometido alguna infracción urbanística y si podía tener a los animales en dicha zona. "De lo que no puedo dar información, porque no la tengo y no sé honestamente, es de si en el sitio se pueden tener animales, porque eso ya no me compete a mí, eso es disciplina urbanística", ha señalado al respecto, manifestando que ni siquiera sabe si el hombre es el propietario del suelo. 

LO MAS LEÍDO