La Policía Local identifica a una persona que puso azufre en la fachada de su casa para ahuyentar a los perros

Fue un vecino de Playa Honda quien alertó a los agentes, ya que se trata de una sustancia tóxica tanto para los animales como para las personas

Imagen del azufre colocado en una calle de Playa Honda
Imagen del azufre colocado en una calle de Playa Honda

La Policía Local de San Bartolomé ha identificado a una persona que colocó azufre en la fachada de su vivienda en Playa Honda, con el peligro que puede suponer tanto para los animales como para las personas, al tratarse de un producto tóxico.

Fue un vecino quien llamó a la Policía el pasado 8 de octubre y al acudir al lugar, los agentes confirmaron la presencia de esta sustancia, que se habría colocado para evitar que se acercaran perros. Según han señalado desde el Ayuntamiento a La Voz, también consiguieron identificar a la persona responsable, aunque no se han abierto diligencias contra ella.

Lo que hicieron fue advertirle de que se trata de una práctica prohibida y de que no podía volver a repetirse. Además, también redactaron el correspondiente informe, aunque en principio no está previsto adoptar medidas.

“Lo normal es que se llegue a una sanción”, plantea por su parte el vecino que alertó de los hechos, que también ha querido hacerlo público a través de La Voz. “No es solo por los perros, se cae cualquier niño, se lleva las manos a la boca y se intoxica”, advierte, afirmando que “no es la primera vez que ocurre”.

La vecina coloca azufre en las inmediaciones de su vivienda

Además de acudir la Policía Local, el Ayuntamiento también envió operarios el pasado lunes a la zona, para limpiarla y quitar los restos de azufre. Antes, el propio vecino que denunció los hechos había intentado “limpiar la zona con agua”, aunque parte de la sustancia seguía ahí. 

 

“No evita que orinen los perros y puede ser muy tóxico”

La colocación de azufre en la calle es utilizada por algunas personas en España para evitar que los perros se acerquen a orinar, aunque ni siquiera cumple ese objetivo. Así lo han advertido en más de una ocasión tanto la Guardia Civil como la Policía Nacional, que han utilizado sus redes sociales para lanzar mensajes contra esta práctica. “El azufre no evita que orinen los perros y puede ser muy tóxico para niños y mascotas”, señalaba la Benemérita en un tweet publicado hace unos meses, en el que instaba a cualquier testigo de estos hechos a presentar una denuncia en su ayuntamiento, subrayando que puede acarrear importantes multas.

Además del peligro que supone para los animales, la Guardia Civil advertía que el azufre también tiene consecuencias sobre las personas que estén expuestas a esta sustancia, pudiendo provocar ulceración de la piel, conjuntivitis, inflamación de la mucosa nasal, falta de respiración, asma y traqueobronquitis.

LO MAS LEÍDO