La madre del niño atacado por un rottweiler relata la agresión y aclara que no fue un perro sino dos

"Yo creía que me iba a morir", le dijo el niño tras el suceso. Su madre ya ha presentado una denuncia ante la Policía Nacional y asegura que el dueño, tras lo ocurrido, sigue sacando a los perros sin bozal

Herida de la mordedura del perro al menor en San Francisco Javier
Herida de la mordedura del perro al menor en San Francisco Javier

La madre del niño de 10 años que fue atacado por un rottweiler el pasado viernes en Arrecife ha aclarado que en realidad fueron dos los perros que mordieron a su hijo. Según su relato, uno de ellos iba suelto y fue el primero que agredió al menor. El dueño se acercó entonces corriendo a intentar parar el ataque, pero llevaba atado un segundo rottwiler que también terminó ensañándose con el niño. “Yo creía que me iba a morir", le dijo el pequeño después a su madre, que no puede olvidar esa frase: "Se me quedó grabado".

La mujer ya ha presentado este lunes una denuncia ante la Policía Nacional, en la que precisa que ambos perros iban sin bozal, pese a que es obligatorio en este tipo de razas. Junto a la denuncia, también ha aportado el parte de lesiones de su hijo, que presentaba dos heridas en el brazo de dos centímetros cada una y otra en el muslo de 12 centímetros de largo, requiriendo en todas ellas puntos de sutura, así como "varios rasguños en el costado".

Heridas en el brazo del menor, producidas por uno de los rottweiler
Heridas en el brazo del menor, producidas por uno de los rottweiler

Los hechos tuvieron lugar sobre las 18 horas, cuando el niño estaba con sus amigos jugando en un descampado del barrio de San Francisco Javier. Entonces apareció el dueño de los perros, "uno con correa y el otro completamente libre”. Según afirma su madre, que en ese momento estaba trabajando y fue alertada por otra madre, los perros empezaron a acercarse a los niños y su hijo salió corriendo asustado, pero fue alcanzado por el perro que iba suelto.

Después, la situación se agravó cuando llegó el dueño con el segundo rottweiler, que según su madre fue el que provocó la herida en la pierna a su hijo, ya que tampoco llevaba bozal. “El niño notó que le arrancaban la pierna”, afirma.

Tercera de las heridas del menor, en uno de los costados
Tercera de las heridas del menor, en uno de los costados

Al recordar el "gran susto" que vivieron, la mujer celebra que no tuviera consecuencias más graves. Ahora, espera que se depuren responsabilidades, ya que además sostiene que “no es la primera vez que ocurre”. De hecho, asegura que un vecino le ha dicho que esos perros también le mordieron hace año y medio. "Ahora se arrepiente de no haber denunciado", afirma.

“Para mí el perro no tiene la culpa, la tiene el dueño. Sacrificarlo no sé, pero por lo menos quitárselo yo creo que sí”, plantea. Y es que además, además, la madre afirma que el hombre "continúa sacando a los perros sin bozal", a pesar de lo ocurrido hace tres días, cuando incluso llegó a acompañar a la familia al hospital donde fue atendido el niño. “Si al día siguiente de esto vuelves a sacar al perro sin bozal, es que no has aprendido nada. Sigue como si no pasara nada hasta que pase una desgracia mayor”, sentencia.

LO MAS LEÍDO