La sentencia no considera probadas las acusaciones de presuntos tocamientos y de supuesto acoso del acusado hacia la denunciante

La Audiencia absuelve al hombre acusado de agredir sexualmente a una disminuida psíquica en Órzola

La sentencia declara probado que Tiburcio C. A. se había dirigido a la denunciante, D. L., cuando ésta se encontraba en un solar cerca de su casa, en calle Quemadita de Órzola (Lanzarote), y estuvo hablando con ella durante ...

La Audiencia absuelve al hombre acusado de agredir sexualmente a una disminuida psíquica en Órzola
La Audiencia absuelve al hombre acusado de agredir sexualmente a una disminuida psíquica en Órzola

La sentencia declara probado que Tiburcio C. A. se había dirigido a la denunciante, D. L., cuando ésta se encontraba en un solar cerca de su casa, en calle Quemadita de Órzola (Lanzarote), y estuvo hablando con ella durante unos minutos. En la resolución se recuerda que la mujer sufre un retraso leve-moderado, contando con un reconocimiento del Gobierno de Canarias, Consejería de Sanidad y Servicios Sociales, de una minusvalía del 71 por ciento.

Sin embargo, según la sentencia, "no resulta probado que el acusado pidiera a D.L. que se desnudara, que le diera un beso y que le tocara el pene o que se abalanzara sobre ella ni queda probado que con ánimo libidinoso se bajara la bragueta de su pantalón".

Asimismo, "no resulta tampoco probado que el acusado llevara varios días atosigando a D.L. conociendo su grado de retraso mental tratando de forzarla y aprovecharse de ello para mantener una relación sexual", señala la sentencia.

Tiburcio C. A. había negado ante la la juez de la sección segunda de la Audiencia Provincial de Las Palmas los hechos que se le imputaban, alengando que que "sólo mantuvimos una conversación normal durante 20 o 30 minutos".

El acusado, natural de Órzola, conoce a la denunciante "de toda la vida" y tienen una lejana relación de parentesco aunque "no nos llevamos bien".

Por el contrario, la denunciante mantuvo durante la vista que Tiburcio C. A. la abordó el 26 de febrero de 2007 "cerca de la zona de bares" de la localidad conejera y la incitó a que se quitara la ropa con la intención de mantener relaciones sexuales.

ACN Press

LO MAS LEÍDO