La Guardia Civil detiene al líder de un violento grupo criminal irlandés, que estaba huido en Lanzarote

Ya había sido localizado por la UCO cuando voló a Málaga, donde finalmente fue detenido, aunque su intención era regresar a la isla. Se le conoce como "El Monje" y está acusado de varios asesinatos

Detención del delincuente irlandés por la Guardia Civil
Detención del delincuente irlandés por la Guardia Civil

 

La Guardia Civil ha detenido en la provincia de Málaga al líder de un sanguinario grupo criminal irlandés reclamado por su país, que se encontraba huido en Lanzarote. Fue el Equipo de Huidos de la Justicia de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil quien inició las primeras gestiones para su localización, consiguiendo averiguar que se encontraba en la isla conejera. Sin embargo, dos días antes de que los agentes de la UCO acudieran, Hutch cogió un vuelo a Málaga con billete de vuelta a Lanzarote, que no llegó a utilizar, según ha informado EFE.

El detenido, de iniciales G.H. y natural de Dublín, es conocido en el ámbito delincuencial como The Monk (el Monje) y tiene 58 años de edad. Las investigaciones para la localización y detención de esta persona, se inician al tener conocimiento la Guardia Civil, a través de la Garda Siochana (Policía irlandesa), que las Autoridades Judiciales irlandesas le habían acusado de asesinato en aquel país,  activándose una Orden Europea de Detención y Entrega (OEDE).

Según ha informado la Guardia Civil, "El Monje" tenía también una red en la Costa del Sol, donde finalmente fue arrestado. Los agentes lo localizaron en una vivienda del centro de la localidad de Fuengirola, y tras un seguimiento procedieron a su arresto en un restaurante, portando en ese momento documentación falsa.

Posteriormente, las autoridades irlandesas emitieron una Comisión Rogatoria Internacional solicitando la práctica de una entrada y registro en la vivienda que habitaba en dicha localidad, llevándose esta a cabo el viernes 13.

 

Guerra de bandas

Según informa la policía irlandesa, el detenido formaba parte del clan familiar conocido como Kinahan, dedicado al mundo delincuencial, tanto en Irlanda como en la Costa del Sol española. Tras una disputa interna, se produjo una escisión y surgió otro grupo criminal dirigido por el ahora detenido, entablándose una "feroz guerra entre clanes que lleva cerca de 20 fallecidos de ambos bandos entre Irlanda y España".

"Los enfrentamientos se acrecentaron cuando su sobrino fue asesinado en 2015 en la localidad de Mijas (Málaga) y del que G.H. culpaba al clan Kinahan", añade la Guardia Civil.

Al detenido, las Autoridades irlandesas, le consideran responsable de los hechos ocurridos en el Hotel Regency de Dublín (Irlanda) en 2016, donde hombres de su organización, disfrazados de policías asesinaron empleando armas de guerra a un miembro del clan rival durante el momento del pesaje para un combate de boxeo, "en un claro acto de venganza".

LO MAS LEÍDO