Un barco pesquero divisó una a tres millas de la isla, mientras que la otra llegó a Haría sin ser detectada. José Torres Stinga capitaneó la embarcación para evitar que embarrancara

Dos pateras alcanzan las costas lanzaroteñas

La madrugada de este sábado ha traído dos nuevas pateras a la isla, sin que en ninguno de los dos casos fueran detectadas por los sistemas de vigilancia. La primera llegó a la costa de Haría y fue el Ayuntamiento quien dio ...

 Dos pateras alcanzan las costas lanzaroteñas
Dos pateras alcanzan las costas lanzaroteñas

La madrugada de este sábado ha traído dos nuevas pateras a la isla, sin que en ninguno de los dos casos fueran detectadas por los sistemas de vigilancia. La primera llegó a la costa de Haría y fue el Ayuntamiento quien dio parte a las autoridades al localizarse la patera varada en la playa, pero los inmigrantes ya se habían dispersado.

Tras el aviso, que se produjo a las 5:50 de la madrugada, se activó un dispositivo de seguridad en la zona, sin que hasta el momento se sepa cuántos ocupantes viajaban en la embarcación.

Además, se da la circunstancia de que el alcalde de Haría y presidente de CC, José Torres Stinga, se convirtió en ´patrón accidental` de esa patera. Capitaneé la embarcación ilegal para evitar que embarrancara, y no es la primera vez, dijo Torres Stinga.

El presidente explicó que a las 5:48 horas de la mañana, sintió un golpe, un acelerón de motor que llegaba de la zona costera, cercana a su casa, en Arrieta. Torres Stinga se asomó a la ventana y vio una patera a escasos 15 metros, en la que viajaban entre 12 y 15 personas, entre los que se encontraban menores, mujeres y puede que algún bebé.

Tras alertar al Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad (Cecoes 112), se metió en la embarcación para impedir que embarrancara, porque el costo para el Ayuntamiento es bastante importante. Controló la situación durante aproximadamente una hora y dirigió la patera hasta el muelle de Arrieta, que tocó tierra a las 8:00 horas.

La experiencia de Torres Stinga pone de manifiesto la vulnerabilidad de las fronteras Canarias y del Sistema Integrado de Vigilancia Exterior (SIVE). Dice el presidente que es absolutamente inconcebible que una embarcación de este tipo pueda llegar sin ser detectada. En este caso concreto eran inmigrantes que venían a buscar un mundo mejor, pero desgraciadamente no estamos exentos de los riesgos que todo el mundo conoce, por lo que se no se puede volver a repetir.

El presidente se confesó preocupado por la posible apertura de las rutas de inmigración con el Norte del Magreb. Creemos que se está abriendo un nuevo frente, opinó, porque me temo y es cierto, que se ha producido cierta relajación en los controles de origen para evitar la inmigración ilegal. Al parecer, en el Sur de Mauritania hay movimientos y puedo constatar que los que arribaron a Lanzarote son magrebíes, concluyó.

Mientras tanto, otra patera alcanzó la costa lanzaroteña horas más tarde, aunque en este caso un barco pesquero había dado el aviso al detectar la embarcación a unas tres millas de la isla. Un total de 32 personas viajaban a bordo, entre las que se encontraban una mujer y un bebe. Todos se encuentran en buen estado de salud.

ACN Press

LO MAS LEÍDO