Denunciados dos locales de ocio nocturno de Playa Blanca por incumplir la normativa sanitaria

La Guardia Civil también ha denunciado a cinco personas que no llevaban mascarilla

La Guardia Civil inspecciona varios locales de ocio en Lanzarote

Dos locales de ocio nocturno de Playa Blanca han sido denunciados por la Guardia Civil por incumplir la normativa sanitaria, tras varias inspecciones llevadas a cabo los días 12 y 19 de julio en un centro comercial de Playa Blanca. Asimismo, los agentes denunciaron a cinco personas que no llevaban mascarilla en las zonas públicas.

Según ha informado la Benemérita, las inspecciones fueron llevadas a cabo en colaboración con la Policía Local, realizándose cuatro cada día, con el objetivo de determinar el cumplimiento de la normativa sanitaria establecida por el Gobierno de Canarias. 

Las cuatro primeras inspecciones se llevaron a cabo el pasado día 12 de julio dando como resultado dos propuestas de sanción – una a cada establecimiento- que fueron remitidas a la Consejera de Sanidad del Gobierno de Canarias. 

Una semana más tarde, concretamente el pasado 19 de julio, los agentes de la Guardia Civil del Puesto Principal de Yaiza, apoyados por el Grupo de Intervención Rápida (GIR de Costa Teguise) y en coordinación nuevamente con la Policía Local, volvieron a inspeccionar los mismos negocios al objeto de verificar que una vez inspeccionados cumplían con la normativa vigente, verificando que solo uno de ellos incumplía con las medidas sanitarias establecidas, motivo por el que se confeccionó la correspondiente infracción administrativa. 

También los agentes en base a la normativa existente para hacer frente a la crisis sanitaria denunciaron administrativamente a cinco personas que no utilizaban mascarilla en las zonas públicas, como se ha de llevar cuando no se garantiza el mantenimiento de una distancia de seguridad interpersonal de al menos 1,5 metros.

 

Irregularidades más comunes detectadas

Entre las omisiones detectadas por los agentes se destaca que el acceso al establecimiento no se realizaba mediante entradas nominativas ni en grupos reservados, que el consumo no se efectuaba directamente en cada reservado, que no se mantenía la debida distancia de seguridad o en su defecto se usa mascarilla y que los establecimientos carecían de cartel de aforo en la entrada y no existía control de acceso adecuado al establecimiento. 

Según indican desde la Benemérita, todos estos incumplimientos podrían suponer una infracción grave recogida en La Ley General de Salud Pública, bajo el supuesto de la realización de conductas que puedan producir un riesgo grave para la salud de la población. Estas infracciones están cuantificadas en una franja que va desde los 3.000 a los 60.000 euros, siendo la autoridad administrativa competente para ello la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias. 

 

Propuesta de cierre 

Además, para evitar que estos incumplimientos se sigan produciendo, se ha elevado propuesta a las autoridades municipales para que se pueda proceder al cierre de los establecimientos que no cumplan con la resolución del Gobierno de Canarias. 

LO MAS LEÍDO