Al presunto agresor se le incautaron efectos personales y dinero que se supone eran de la víctima

Detenido un marroquí de 48 años como principal sospecho del apuñalamiento en San Bartolomé

Un hombre fue detenido como principal sospechoso del asesinato de un ciudadano de origen mautitano, registrado el pasado sábado en una finca caprina situada en el municipio de San ...

 Detenido un marroquí de 48 años como principal sospecho del apuñalamiento en San Bartolomé
Detenido un marroquí de 48 años como principal sospecho del apuñalamiento en San Bartolomé

Un hombre fue detenido como principal sospechoso del asesinato de un ciudadano de origen mautitano, registrado el pasado sábado en una finca caprina situada en el municipio de San Bartolomé, donde realizaba tareas de cuidador.

La detención se produjo a las 3.30 horas de este lunes en Arrecife, en un operativo conjunto de la Guardia Civil y la Policía Nacional, según ha informado la Benemérita. El sospecho es de nacionalidad marroquí y tiene 48 años de edad. En su poder se encontrararon efectos personales y dinero que supuestamente eran de la víctima.

El detenido no tiene domicilio conocido en la isla, según informó la Guardia Civil, aunque según las investigaciones realizadas, frecuenta la capital lanzaroteña.

El sospechoso prestó declaración en la mañana de este lunes en las dependencias de la Guardia Civil en Costa Teguise, para después ser puesto ha disposición del juez que instruye la causa, que ya ha decretado el secreto de sumario.

[ Tal como informara este medio, un hombre de nacionalidad mauritana ->6487] fue asesinado con un arma blanca, según se desprende de los primeros indicios recabados después de que su cuerpo sin vida fuera hallado en el cuarto de aperos de una finca del municipio de San Bartolomé, donde se alojaba.

La víctima fue identificada como Mohamed O.M.L., de 37 años de edad, residente en la isla desde hacía varios años. Su cuerpo, semisentado y con heridas en el abdomen y tórax, fue encontrado a las 7.30 horas del pasado sábado por el propietario de la finca donde se produjo el luctuoso suceso, el empresario Victoriano Elvira, quien a su vez preside el club de fútbol UD Lanzarote.

Las primeras hipótesis que barajan los investigadores apuntan a que el móvil del presunto asesinato fue el robo. Según algunos de los compañeros mauritanos de la víctima, que se desplazaron al lugar de los hechos al enterarse de su asesinato, era una persona muy buena, que ni siquiera se compraba ropa, para ahorrar dinero", y que había dicho que en julio pensaba regresar a sus país para solucionar algunos temas personales, y después volvería a Lanzarote.

La explotación caprina donde se produjo el supuesto crimen está situada entre las localidades de Güime y San Bartolomé, aproximadamente un kilómetro hacia adentro desde la carretera principal, en el lugar conocido como Camino del Barranco, próximo al kartódromo.

La Guardia Civil de San Bartolomé tuvo conocimiento de los hechos cuando tras encontrar el cuerpo sin vida, el propietario de la explotación caprina acudió a sus dependencias para denunciar el hallazgo. Los agentes se personaron en el mencionado lugar, comprobando cómo la víctima se hallaba semisentada en el suelo y con una herida sangrante en el abdomen y otra en el tórax.

Una vez que se procedió al levantamiento del cadáver, éste ha sido trasladado hasta el Depósito Forense del Hospital General de Lanzarote, en donde se le practicó la correspondiente autopsia.

Por su parte, agentes de la Guardia Civil adscritos al Equipo de Policía Judicial de la 3ª Compañía de Costa Teguise, junto con una Comisión Judicial, han realizado una inspección inicial del cuerpo de Mohamed O.M.L., observando como el mismo presentaba dos heridas incisas, una en el abdomen y otra en la parte izquierda de tórax, al parecer producidas por arma blanca, así como otro tipo de señales externas de violencia.

Al mismo tiempo, la Guardia Civil halló en el lugar de los hechos un cuchillo con restos de sangre, el cual será analizado para comprobar si se trata del arma utilizada en la agresión.

LO MAS LEÍDO