Los trabajadores de Lanzarote Bus denuncian una “miserable y ruin artimaña” con sus nóminas y endurecerán la huelga

​Anuncian que dejarán de prestar los servicios mínimos del transporte escolar cuando comiencen las clases

Los trabajadores de Lanzarote Bus inician la huelga indefinida

Los trabajadores Lanzarote Bus, Guaguas Lanzarote, Jocaba y Guaguas Jocaba ya han cumplido 32 días de huelga y lejos de acercar posturas con la empresa, anuncian que endurecerán la protesta desde el próximo lunes, cuando comienzan de nuevo las clases. 

“En la asamblea de hoy se ha decidido incumplir todos los servicios mínimos que se decreten cuando se reanude el transporte escolar”, ha anunciado Intersindical Canaria, que afirma que para la plantilla “es preferible que los despidan a seguir soportando las maldades de la dirección de estas empresas”.

El sindicato se refiere así a lo ocurrido con las nóminas que acaban de recibir del pasado mes, y que afirma que van desde 49 euros a 300 euros. Y eso pese a que cumplieron “a rajatabla los abusivos servicios mínimos” que se decretaron por parte del Gobierno de Canarias para el transporte escolar, y que se fijaron en el 100%.

“Se entiende que las personas que hicieron el transporte escolar deberían haber cobrado esos días de manera íntegra”, sostiene IC, que denuncia que la dirección queda “retratada con una miserable y ruin artimaña, que lo que busca es, a sabiendas de que esto se va a denunciar, prolongar en el tiempo la agonía económica de sus empleados para que levanten la huelga sin conseguir nada”.

“Esta cacicada, lejos de amedrentar, ha encendido más aún los ánimos de la plantilla, pues consideran que la intención es la de humillarlos, cebándose ya hasta con los Reyes Magos de sus hijos”, denuncia el sindicato.

 

Suspendida la reunión en el Cabildo

Respecto a la reunión a la que había sido convocada este martes la empresa en el Cabildo, Intersindical lamenta que finalmente la propia Corporación insular ha aplazado la cita. Según afirma, esto “ha dejado una mala sensación a los huelguistas, que piensan que tampoco la Corporación le esté dando demasiada prioridad a su problematica, y más con la sinvergüenzería que se ha cometido con el abono de nóminas”.

Hace dos semanas, la presidenta y el consejero de Transportes recibieron a los representantes de los trabajadores, pero la parte empresarial tampoco acudió, alegando que no había sido “citada a tiempo”.

“Por si alguna parte lo ha olvidado, recordarles que estos trabajadores y trabajadoras son personas, que detrás tienen familias que mantener, y que los dañen por soberbia, no lo van a consentir”, advierte IC.

Ante la posibilidad de que el incumplimiento de los servicios mínimos lleve a despidos de los trabajadores, el sindicato insiste en que es “preferible” ante la actitud de la empresa, y señala que “compadecen a las pobres personas vengan a intentar ganarse la vida en este grupo de transportistas después de lo que está sucediendo”.

LO MAS LEÍDO