Rosana: "Gracias por nombrarme en vida Hija Predilecta de Arrecife para poder disfrutarlo"

La cantante y compositoria lanzaroteña recibió el galardón en la noche del viernes en un emotivo acto celebrado en el Islote de Fermina

Rosana Arbelo FOTOS: José Luis Carrasco
Rosana Arbelo FOTOS: José Luis Carrasco

La cantante y compositora internacional Rosana Arbelo Gopar (Arrecife, 1963) ya es Hija Predilecta de Arrecife, la primera mujer que ha recibido este reconocimiento en la historia de la ciudad, subrayan fuentes municipales, ya que hasta ahora no se había entregado a ninguna otra en la ciudad. La alcaldesa de Arrecife, Astrid Pérez, promotora de la iniciativa, que ratificó por unanimidad el pleno de la Corporación capitalina el pasado 2 de septiembre, le hizo entrega esta noche de la medalla y el pergamino que acredita ese galardón en un emotivo acto celebrado en el Islote de Fermina. Allí frente al mar en el que faenaba su padre, tal y como recordó hoy la cantante, Rosana recibió el título de la ciudad que la vio nacer hace 58 años en una humilde familia de ocho hermanos de la que es la menor.

La cantante, que se emocionó con el reconocimiento, dio “un millón de gracias de fondo, como el mar, por este regalo” y por dárselo “en vida porque así lo puedo disfrutar y celebrar de la mejor manera, que es agradeciéndolo y compartiéndolo con todos ustedes y con todos los que están en la isla y por el mundo”.

Rosana sabía lo que quería soñar en la vida y lo creyó "tanto que terminó haciéndose realidad. Entre creer y crear solo hay un cambio de letra", afirmó. Recordó que con tres años "tocaba con un dedito la melodía del Danibo Azul y mi familia decidió regalarme una guitarra". Cuando decidió salir de Lanzarote y marcharse a estudiar a Madrid le pidió ayuda a sus hermanos, que se la brindaron. "Les quiero agradecer a todos ellos que dijeran que sí. A ninguno les extrañó que mientras el resto de mis compañeros de instituto decían que iban a estudiar Medicina, Periodismo... yo iba a estudiar música. Nadie me dijo 'estás loca', sino 'hazlo bien'. Llegué cargada de sueños a Madrid y a darle forma a todo aquello que comenzó de una manera intuitiva", rememoró minutos antes de actuar ante el público.

En la capital de España comenzó a componer Lunas Rotas, trabajo con el que debutó en 1996 en el mundo de la música y con el que arrancó la carrera de una de las artistas españolas más internacionales y más premiada. Logró ser disco de diamante en menos de un año con Lunas Rotas. "En España, apenas a la hora y veinte ya había sido un récord de ventas hasta el punto de las fábricas de discos abrían por la noche para registrar aquel disco y seguir haciendo copias. A los 15 días, más de 35 países del mundo, de repente, por una cosa que no entendía muy bien, pasaba lo mismo. En China, Alemania, Italia... funcionaba". Se preguntaba "qué hay en ese disco. Yo lo sé. Hay mucho de esta tierra que te enseña que lo mejor que se puede hacer es caminar descalzo, ir a corazón desabrochado. Ir de frente pero con honestidad, sin pisar a nadie y a golpe de talento, esfuerzo y perseverancia para que pase lo que pase, te hagan lo que te hagan, sigas siendo honesta", afirmó entre aplausos, mientras se quitaba sus zapatos.

Todos los días recuerda de dónde viene porque "si no lo sé, no sé a dónde voy a ir", señaló la cantante, quien reconoció que "estoy superorgullosa de ser de aquí. De cada ocho latidos, uno es de Arrecife".Lea la noticia completa en La Provincia

 

LO MAS LEÍDO