Román Rodríguez alaba en el pregón de las fiestas la evolución de Yaiza hasta convertirse en un municipio turístico

Como cada año el mes de septiembre en Yaiza viene marcado por la celebración de las fiestas en honor a Nuestra Señora de Los Remedios. La celebración comenzó ayer con el pregón de Román Rodríguez, diputado por la provincia de ...

Como cada año el mes de septiembre en Yaiza viene marcado por la celebración de las fiestas en honor a Nuestra Señora de Los Remedios. La celebración comenzó ayer con el pregón de Román Rodríguez, diputado por la provincia de Las Palmas, presidente de Nueva Canarias-Nueva Gran Canaria y ex presidente del Gobierno de Canarias, que en su discurso realizó un recorrido por la historia del municipio, por sus avatares económicos y sociales, destacando el avance que se ha producido en las últimas décadas y apostando por un modelo económico sostenible que, en sus palabras, hará que Yaiza se convierta en el municipio turístico más relevante de Canarias.

Primer asentamiento europeo

Para ello el pregonero comenzó señalando que acertó, sin duda, el normando Jean de Bethencout "al elegir, a principios del siglo XV, lo que hoy es el municipio de Yaiza como lugar para llevar a cabo lo que sería el primer asentamiento europeo en nuestras Islas". De esta forma se convirtió en el nexo de unión con la Europa de la que hoy formamos parte como región diferenciada y ultraperiférica.

En este sentido, el pregonero recordó como las excelentes condiciones naturales como los buenos fondaderos y la ausencia de corrientes peligrosas, justificaron esa elección y determinaron la posibilidad del desarrollo de una zona que, en una etapa de la historia, se constituyó en uno de los principales graneros de Canarias.

Origen parroquia de Los Remedios

Por otro lado, Román Rodríguez evocó el origen de la parroquia de Los Remedios declarada monumento histórico artístico en 1986 y restaurada a mediados de los 90, así como la relevancia de sus fiestas. Para ello hizo en primer lugar una referencia a las catástrofes naturales sufridas en la localidad.

"Una zona arrasada siglos después por la violencia de la actividad volcánica, especialmente la de Timanfaya, que se extendió entre 1730 y 1736 y de la que dejó detallado testimonio el cura Andrés Lorenzo Curbelo, primer párroco de Nuestra Señora de Los Remedios, ermita construida entre finales del XVII y comienzos del XVIII que es monumento artístico, advocación que sustituyó a la inicialmente prevista de San Francisco Javier, posiblemente por la secular situación de penurias de los feligreses", comentó Román Rodríguez.

Una erupción, recordó el pregonero, que sepultó varios poblados y que, además, modificó sustancialmente el paisaje y las propias condiciones de vida.

Carácter laborioso de sus hombres y mujeres

Román Rodríguez expuso que una de las claves del devenir histórico del municipio ha sido el carácter laborioso de sus hombres y mujeres, capaces de enfrentarse con éxito a los mayores problemas así como de salir adelante sorteando con trabajo e inteligencia las penurias más dolorosas. Unas dificultades que forjaron el carácter de generaciones y que perviven en sus actuales pobladores.

Así, en su texto afirmó: "En distintas ocasiones sus gentes, sencillas, humildes y trabajadoras supieron siempre sobreponerse a las dificultades originadas en el inmenso poder de la Naturaleza, como también lo hicieron a las cíclicas crisis económicas y al desgarro de las obligadas migraciones hacia Gran Canaria, Tenerife o América".

Economía

El pregonero realizó un acercamiento a la evolución del modelo económico de Yaiza, por lo que habló de lo "ganadero y agrícola en la mayor parte de su historia, su modelo económico no empieza a cambiar hasta el último cuarto del siglo XX con el nacimiento de la actividad turística". Sobre este punto Román Rodríguez aseguró que el municipio constituye una de las grandes referencias turísticas de la Isla tanto por sus costas como por sus playas "de una enorme calidad".

También alabó el pregonero el hecho de que Yaiza alberga la mayor parte del Parque Natural de Timanfaya, así como otros enclaves de gran interés "para quienes nos visitan como son El Golfo, las salinas del Janubio o unos pueblos que han sabido modernizarse conservando al tiempo sus bellezas y tradiciones".

Para Román Rodríguez Yaiza es pasado, presente y, sobre todo, futuro. Al respecto destacó que en el municipio concurren una privilegiada naturaleza y una oferta turística de calidad. "Este es el camino que conduce a un futuro con garantías, el de la excelencia turística, tanto en instalaciones modélicas como en una oferta complementaria de ocio o el mantenimiento de una gastronomía con raíces", dijo el pregonero.

Finalmente, en opinión de Román Rodríguez éstas son unas fiestas, sin duda, de las de mayor arraigo, no sólo en el municipio, sino en el conjunto de Lanzarote; y que han sabido adaptarse a los cambios experimentados por la sociedad sin perder un ápice de su sabor popular, de su mantenimiento de las tradiciones que nos han conformado como pueblo diferenciado.

LO MAS LEÍDO