Protesta en La Graciosa tras llevar "mas de 8 años de calvario" por una licencia para su vivienda

Victoriano Hernández denuncia tener "una discapacidad del 33% por depresión" y llevar gastados "más de 30.000 euros en un alquiler" ante la falta de repuesta del Ayuntamiento para poder terminar su casa

Victoriano Hernández protesta ante la Oficina Municipal de La Graciosa
Victoriano Hernández protesta ante la Oficina Municipal de La Graciosa

Un vecino de La Graciosa ha iniciado este lunes una protesta ante la Oficina Municipal de la octava isla. Y es que, Victoriano Hernández afirma llevar sufriendo "más de ocho años de calvario" esperando por una licencia del Ayuntamiento para poder terminar su vivienda.

"Llevan 1.550 días para terminar un proyecto hecho por el propio Ayuntamiento y llevo más de 30.000 euros gastados en un alquiler de una casa", ha señalado este graciosero de 54 años que apunta que, como consecuencia de ello, tiene una discapacidad del 33% "por depresión". 

Según ha detallado en una entrevista en Radio Lanzarote-Onda Cero, la vivienda fue autoconstruida en el año 1991 y tiempo después la legalizó. "Pero por circunstancias de la vida, mi mujer y yo nos separamos", ha apuntado Victoriano Hernández, explicando así que "hace más de ocho años" que quieren dividir la vivienda "a través del arquitecto del Ayuntamiento". "Es quien nos lleva el tema porque nos acogimos a un plan social para la vivienda", ha precisado.

Victoriano Hernández, junto a su actual pareja, protestando frente a la Oficina Municipal de La Graciosa         

Al respecto, Victoriano ha explicado que la vivienda tiene 185 metros cuadrados y que "quedan por terminar 45". "En 2019 me dieron una gran esperanza. Una abogada del Ayuntamiento y el teniendo de alcalde me dijeron que al no contestar durante un tiempo, por silencio administrativo podía empezar a construir", ha relatado Victoriano Hernández, que ha apuntado que, tras esperar un mes, "en marzo" de aquel año empezó las obras. Sin embargo, cuatro meses después se las paralizaron. 

"Empezamos a hacerla tranquilamente y, no sé si fue porque vinieron las elecciones después, que en julio me pidieron la documentación y me la precintaron", ha indicado este hombre, que ha apuntado que la explicación que se le dio es que "el silencio administrativo en caso de vivienda no es positivo, sino que es negativo". 

 

"Me están toreando"

Así, necesita una licencia del Ayuntamiento para poder culminar la obras. "Me dijeron que en poco tiempo estaría, pero el tiempo está pasando y mi vida se me está yendo deprisa y no voy a tener donde vivir", ha señalado este hombre, que actualmente vive de alquiler.  

"Con la pensión que cobro, se me va todo en el alquiler del apartamento", ha añadido Victoriano Hernández, que por ello ha decidido iniciar una protesta, junto a su actual pareja, para conseguir que el Ayuntamiento le dé licencia para poder terminar su casa. "Queremos una solución ya para poder meterme debajo de mi casa y, con los recursos que tengo, poder vivir tranquilamente. Yo no pido más, es una vivienda de primera necesidad, es mi primera vivienda", reclama.

Y es que, este graciosero siente además que en el Consistorio le están "toreando". "En el Ayuntamiento unos días me dicen que está con ello el arquitecto, otros días que el proyecto ya está para Las Palmas para darle el visto bueno por el PRUG y otras veces que está en el Colegio de Arquitectos", ha indicado. "Cada día nos dicen una historia diferente y ya no sé a quién creer", ha añadido. 

Además, Victoriano Hernández cuenta que en La Graciosa "hay otra pareja que está en la misma situación". "Y aquí se están dando licencias. Para residentes, aunque contadas con los dedos de la mano, me parece a mí que se han llegado a dar para vivir día a día", ha concluido.

LO MAS LEÍDO