Fiestas de la Virgen de Chaxiraxi

La procesión en honor a la Virgen de Chaxiraxi cierra las fiestas de Argana Baja

El play-back infantil y juvenil fue seguido por un numeroso público entregado a sus vecinos

La procesión en honor a la Virgen de Chaxiraxi cierra las fiestas de Argana Baja
La procesión en honor a la Virgen de Chaxiraxi cierra las fiestas de Argana Baja

Fotos: S. Betancort / J. Fuentes.- Celso Betancort Delgado, el concejal de Juventud y Medio Ambiente del Ayuntamiento de Arrecife, fue el encargado de inaugurar estas fiestas con la lectura de un pregón que estuvo lleno de referencias al carácter tranquilo y solidario de los vecinos de este barrio. Además, el concejal explicó el origen del nombre de la Virgen de Chaxiraxi a través de una leyenda que ha pasado de generación en generación. Otra gran parte de su pregón estuvo dedicada al proyecto de iglesia para Argana Baja. Y es que los vecinos llevan mucho tiempo intentando construir un templo en su barrio.

Finalmente, un particular ha donado al barrio un solar para que sea destinado a esa finalidad. Pero para que se construya la iglesia, el terreno tiene que estar catalogado para ese tipo de uso y en estos momentos está en la fase de revisión del Plan General. El obispado les pide una confirmación de que ese suelo será para utilizado para un uso eclesiástico, pero eso no es posible de momento porque el Plan no está aprobado. Como contrapartida, el Ayuntamiento les ha prometido presentar una moción en Pleno por parte de todos los grupos políticos, para decidir por unanimidad que ese suelo sea clasificado para un uso eclesiástico. Al finalizar su intervención, los vecinos entregaron al pregonero un obsequio: una jarra de cerámica, propia de la alfarería antigua de Lanzarote.

Pero sin duda, uno de los momentos más emotivos de la tarde se produjo cuando Rafael de León, un vecino que ha quedado viudo recientemente, leyó un poema dedicado a su mujer fallecida. Era una vecina de Argana Baja que pertenecía a la Coral Vulcana y que participaba activamente en la organización y celebración de las fiestas del barrio.

Esta primera jornada festiva concluyó con un tenderete canario, en el que los vecinos pudieron disfrutar de diversas exquisiteces elaboradas según las recetas tradicionales de la gastronomía popular.

Pequeñas estrellas del play-back

El martes pasado tuvo lugar uno de los acontecimientos más importantes en cualquier fiesta de barrio que se precie: el play-back infantil y juvenil, que fue seguido por un numeroso público entregado a sus vecinos. Hubo varias actuaciones musicales en las que los más pequeños y los adolescentes pusieron toda su ilusión y cariño. Era su noche, estaban felices y lo hicieron muy bien. Se trata de un acto que genera muchísimas expectativas, es uno de los más esperados tanto por los niños como por los familiares de estos. Así lo demuestra la cantidad de gente que acudió anoche a presenciarlo. Más de cien personas se acercaron hasta allí para apoyar a sus pequeños y para disfrutar con sus actuaciones. El público estaba compuesto por padres, amigos y otros familiares que no dudaron en grabar con cámaras de vídeo la actuación de sus seres queridos.

También hubo cientos de flashes procedentes de las cámaras de fotografía para retratar esos momentos tan especiales. El evento duró una hora y media aproximadamente y todos recibieron generosos aplausos como recompensa a su esfuerzo y su ilusión.

Un altar a pie de calle

Al día siguiente los niños se entretuvieron con los juegos infantiles que los organizadores les habían preparado. Y por la tarde se celebró la eucaristía y la procesión en honor a la Virgen de Chaxiraxi. Esta procesión es singular porque el barrio no tiene iglesia y la Virgen está ubicada en el almacén de una vecina llamada Dolores. Por esta razón, la misa se celebró en el centro socio-cultural y fue oficiada por el cura de Santa Coloma, Don Venerando. Seguidamente, los vecinos pasearon la Imagen santa por las calles del barrio para concluir el recorrido en el altar que esta devota vecina tiene cuidadosamente preparado para la Chaxiraxi. Y es que dos veces al mes se celebra misa en ese espacio reservado para el culto a la Virgen.

Después de la procesión hubo un play-back protagonizado por los jóvenes del barrio amenizado por un pase de modelos muy especial, ya que todas las prendas están elaboradas a ganchillo. La concejal de festejos del Ayuntamiento de Arrecife, Encarna Páez, valoró muy positivamente unas fiestas cortas, pero completas y sin incidentes.

Una Virgen de nombre guanche

El origen de la Virgen de Candelaria se remonta a finales del siglo XIV, unos cien años antes de la conquista de Tenerife, cuando apareció una talla gótica de la Virgen en las costas del Valle de Güímar, en la desembocadura del Barranco de Chimisay.

Según cuenta Fray Alonso de Espinosa, dos pastores guanches encontraron la imagen sobre una peña y creyeron que era una mujer. Como tenían prohibido hablar con las mujeres en despoblado, le hicieron señas para que se apartase y no se espantara el ganado. A uno de ellos se le paralizó el brazo y el otro, al intentar herirla con su cuchillo, quedó herido a su vez. Asustados, fueron a ver al Mencey Acaymo, el cual bajó con sus consejeros a comprobar lo que le relataban los pastores. El Mencey ordenó que los dos pastores herido recogieran la Imagen para llevarla a la cueva-palacio y éstos, al cogerla, sanaron en el acto. De esta forma, el rey comprendió que la Imagen era algo sobrenatural, por lo que insistió en llevarla. Pero en un momento determinado, no pudo con ella y tuvo que pedir socorro. En ese punto se erige hoy la ermita de Nuestra Señora del Socorro. La imagen de la Virgen Negra se llevó a una cueva cerca del palacio del mencey, hoy convertida en capilla. El guanche llamado Antón, que había sido esclavo de los españoles, reconoció en la imagen a la Virgen María, pasando a ser venerada como Chaxiraxi (Señora del Mundo) en la cueva de Achbinico.

LO MAS LEÍDO