La primera paciente que ingresó en la UCI, tras superar el coronavirus: "Es lo más duro que he vivido en mi vida"

"Me han salvado la vida", señala Reina Charito, que tiene 38 años y abandonó el Hospital Molina Orosa tras más de un mes ingresada

La primera paciente que ingresó en la UCI, tras superar el coronavirus: "Es lo más duro que he vivido en mi vida"
La primera paciente que ingresó en la UCI, tras superar el coronavirus: "Es lo más duro que he vivido en mi vida"

"Es lo más duro que he vivido en mi vida, pero gracias a Dios sigo viva". Éstas son las palabras de Reina Charito Acevedo, la primera paciente con coronavirus que ingresó en la Unidad de Medicina Intensiva (UMI) y que este martes abandonó el Hospital Molina Orosa tras estar más de un mes ingresada.

Reina Charito, que es camarera de pisos y tiene 38 años, comenzó "con tos y fiebre", pero pensó "que era una gripe". Sin embargo, al empezar a tener problemas para respirar, el pasado 15 de marzo acudió a Urgencias del Hospital, donde se quedó ingresada. 

"Pensaban que no tenía nada, porque yo no había viajado, pero me asfixiaba", señala esta vecina de Arrecife, que afirma que estuvo "aislada" y que le estuvieron haciendo "pruebas y pruebas" hasta que se confirmó que tenía coronavirus. "Y dos días después ya no me acuerdo de nada", apunta. 

Y es que, el 17 de marzo, Reina Charito ingresó en la UMI, donde permaneció durante 28 días. Allí estuvo sedada hasta veinte días después y se le tuvo que hacer una traqueotomía para que pudiera respirar. "Yo no he estado tan enferma en la vida, de verdad que pensé que era una gripe, pero la más grave que había allí era yo", señala. 

 

"Lo más difícil es vivirlo sola"


Los últimos ocho días que permaneció en la UMI, Reina Charito cuenta que ya estaba despierta y que pudo hablar con sus dos hijos, que tienen 22 y 23 años. "Hice una videollamada y me puse a llorar, porque lo más difícil es vivirlo sola, aunque es verdad que las enfermeras te dan alegría, te bailan y te sacan una sonrisa", cuenta. 

Finalmente, el pasado 13 de abril, esta mujer abandonó la UMI y fue trasladada a planta del Hospital, el cual abandonó este lunes. "La verdad que doy las gracias, porque me han salvado la vida", agradece Reina Charito, que afirma que cuando le dijeron que se podía ir para su casa no se lo creía. 

"Estaba muy feliz", apunta esta mujer, que explica que antes de recibir el alta hospitalaria le hicieron tres test de control de coronavirus y que los tres dieron negativo. "Pero sigo en seguimiento con mi medico de cabecera, porque como me operaron de la traquea...", indica. 

A su llegada a casa, Reina Charito fue recibida por su familia, que le hizo un mural con fotos y un mensaje de bienvenida. "Te hemos echado muchísimo de menos Eres el alma de la casa e imprescindible para nuestras vidas. Gracias por ser fuerte", se leía en el mismo, junto a otras muestras de cariño. 

LO MAS LEÍDO