La Graciosa, con una "gran actividad" turística: "Hasta ahora hemos rozado el 100% diario"

Varios negocios de la octava isla afirman que no pararon de recibir turistas canarios y peninsulares durante el verano pese a la crisis del coronavirus y apuntan que "continúa habiendo trabajo"

Turistas en La Graciosa
Turistas en La Graciosa

Mientras el coronavirus ha golpeado con fuerza al sector turístico en Lanzarote no ha sido así en La Graciosa, donde hay negocios que afirman haber tenido un verano "casi sobresaliente" y que "continúa habiendo trabajo". 

"Hasta ahora hemos estado rozando el 100% diario y la previsión para lo que queda de octubre es igual", han trasladado a La Voz desde los apartamentos Evita Beach.

Este alojamiento no llegó a cerrar sus puertas durante el estado de alarma porque tuvo "a dos parejas que se quedaron confinadas" pero no retomó su actividad turística hasta principios de junio y desde entonces afirma haber recibido a un número de turistas "muy parecido al de otros años". 

Además, aunque desde estos apartamentos señalan que viven "al día porque no se sabe qué puede pasar", afirman tener "buenas perspectivas" para los próximos meses. "En noviembre y diciembre La Graciosa pasa a ser de muy poca afluencia ,pero este año estamos notando que el turismo canario sigue haciendo reservas", apuntan. 

 

Un verano "salvado" gracias al turismo canario y peninsular 

De hecho, creen que si hasta ahora La Graciosa "se ha salvado" es gracias al turismo canario, que ha sido su principal clientela. "Un 90% de los clientes que hemos tenido durante el verano han sido canarios, y también hemos recibido a algunos peninsulares. Ha habido mucha gente que no conocía La Graciosa o Canarias que tenían previsto ir a destinos internacionales y lo cancelaron", han detallado desde los apartamentos Evita Beach, desde donde han apuntado que solo en las últimas semanas han recibido "a una pareja de alemanes y a algún francés". "Turismo europeo poco, la verdad", han añadido.

Turismo en La Graciosa en octubre pese a la crisis del coronavirus

"Nosotros, a partir de julio, entre el público canario y peninsular, no hemos parado", ha confirmado igualmente desde la tienda de alquiler de bicicletas y de souvenirs, Gracioserito. 

En su caso, su propietario, Miguel Páez, apunta que no decidió abrir el negocio hasta el 20 de junio porque le daba "apuro", pero afirma que desde entonces han tenido "una gran actividad, incluso más que el año pasado". "Ahora, después de que han empezado los colegios, es cierto que se nota algo más tranquilo, pero continúa habiendo trabajo", señala. 

 

Más gente "a pasar el día" 

Un testimonio similar han aportado a La Voz desde el Bar Restaurante Enriqueta, que reabrió sus puertas "a mediados de mayo". "Nosotros hemos estado más o menos bien para cómo está Lanzarote", han trasladado desde este establecimiento. 

Desde el mismo han apuntado que sobre todo han notado más turistas que van "a pasar el día. "Los que vienen a dormir, más o menos como otros años", han precisado. 

LO MAS LEÍDO