Una familia de Lanzarote pide ayuda para trasladar a un bebé desde Bali: "Allí el niño se muere"

Mateo, de un año y nueve meses de edad, lleva más de dos semanas necesitando transfusiones sanguíneas urgentes

EFE/La Voz de Lanzarote

Mateo, el niño que solicita ser trasladado desde Bali
Mateo, el niño que solicita ser trasladado desde Bali

Una familia de Lanzarote lleva varios días tratando de recaudar dinero para poder trasladar en un avión medicalizado a Mateo, un bebé de un año y nueve meses que se encuentra desde hace ocho días ingresado en la UCI de un hospital de Bali (Indonesia), donde se le ha diagnosticado una anemia hemolítica autoinmune severa por anticuerpos fríos.

El menor, residente en España, viajó hasta el país asiático con sus padres el pasado 13 de abril para visitar a su abuelo, que reside allí. Sin embargo, sus progenitores -que pensaban regresar a Lanzarote estos días- decidieron alargar el viaje hasta Navidad, quedándose sin seguro médico.

Una enfermedad sin causa

Tal y como ha informado Claudia Domínguez, tía del niño, a La Voz de Lanzarote, hace aproximadamente dos semanas Mateo empezó a estar "cansado y apático, notando un tirón intercostal", pero al acudir a los servicios de salud "le dijeron que no era nada".

La situación fue a peor cuando, hace una semana, "el nivel de hemoglobina del niño fue disminuyendo hasta llegar a los dos puntos, quedándose inconsciente y necesitando transfusiones sanguíneas urgentes".

En la actualidad, Mateo se encuentra internado en el Hospital General de Denpasar, donde ya va por la quinta transfusión, siendo esto lo único que lo mantiene con vida.

Sin embargo, Domínguez ha explicado que el pequeño no está respondiendo bien al tratamiento que se le ofrece en este lugar: "No están tratando la causa real de la enfermedad porque no tienen los medios suficientes para averiguarla, solo están intentando mantenerlo estable tratando la anemia, pero ni siquiera responde a los corticoides".

"En Bali el niño se muere"

Domínguez ha comentado que por ahora, con los ahorros que contaban los padres y las ayudas recibidas -gracias al fondo de donación que abrió la propia familia-, han podido administrarle la sangre que ha necesitado.

Pero cada una de las transfusiones cuesta más de 1.000 euros, "gasto al que se suma la estancia en el hospital, porque en Bali si no hay dinero, tampoco hay tratamiento ni asistencia".

Más allá de esto, existe otra dificultad añadida, ya que "está siendo muy complicado encontrar a alguien con el grupo sanguíneo de Mateo, en este tiempo solo ha acudido una persona a donar", ha indicado la tía del niño.

Por ello, la familia ha solicitado a la Embajada Española un avión medicalizado para devolver al niño a España: "En Bali el niño se muere, si no sale de ahí nunca va a ser diagnosticado", ha aclarado Domínguez.

La familiar ha indicado que hoy, desde la Embajada, les han transmitido que estudiarán el caso para poner a disposición del bebé y sus padres dicho avión, "pero antes de trasladarlo hay que conseguir estabilizarlo, porque en este medio de transporte no se pueden hacer transfusiones, por lo que seguimos necesitando sangre".

Respecto a ello, Domínguez ha remarcado la importacia de obtener fondos "porque si esta institución no nos ayuda, tendremos que pagar nosotros un avión de este tipo".

Asimismo, Domínguez ha señalado que el Hospital San Juan de Dios, situado en Barcelona, están manteniendo conversaciones con una de las doctoras que atiende a Mateo en Bali, para que el menor sea ingresado en esta ciudad española.

LO MAS LEÍDO