Fabián Martín, las mejores pizzas de Europa llevan su sello

Fabián Martín, que fue campeón de Europa de pizza de alta calidad en el año 2002 y de pizza de acrobacia en el año 2003, así como campeón de España de la especialidad en el año 2002, estuvo el pasado martes en los micrófonos ...

Fabián Martín, que fue campeón de Europa de pizza de alta calidad en el año 2002 y de pizza de acrobacia en el año 2003, así como campeón de España de la especialidad en el año 2002, estuvo el pasado martes en los micrófonos del programa "Balcón al Mar" de Radio Lanzarote, dónde relató que la consecución de dichos galardones eran fruto del trabajo, la constancia y la dedicación. Martín explicó que su pasión por la pizza comenzó hace cinco años, después de un accidente de circulación que le impidió seguir desarrollando su carrera de boxeador profesional. "Tras el accidente me empecé a dedicar a la hostelería y en concreto me dí cuenta de que se me daba bastante bien eso de hacer pizzas", comentó Fabián, quien reveló que en un principio era repartidor de pizzas, pero que un día se metió en el horno y le decían que "hacía maravillas". "Siempre me gustó innovar y sorprender a los clientes con nuevos sabores, y creo que ahí radica el éxito que he tenido", explicó el pizzero.

Fabián Martín manifestó de igual forma que cuando tuvo conocimiento de la celebración de concursos de pizzas no lo dudó un momento y se inscribió en los mismos, con la suerte de haberse impuesto en alguno de ellos.

Martín explica que él ha cambiado el concepto tradicional que se tiene de la pizza como un plato barato y de "fast food", añadiéndole los mejores ingredientes del mercado, y tratando éstos de la mejor forma posible. "Yo hago unas pizzas originales y con productos de primerísima calidad, con ingredientes seleccionados y que gustan porque tienen un gran sabor", aseveró el bicampeón europeo de pizza.

Pizza ganadora

El ex boxeador inventó una exótica pizza que se incorpora en polvo y por la nariz. "Con tantas neuronas que me han machacado se me ocurren cosas raras", declaró. Fabián Martín, dejó a todos los asistentes con la boca abierta (o más bien cerrada) al presentar su pizza aspirable. El cocinero, ex boxeador, ya era conocido en Barcelona y toda España por sus notables malabares con la masa para pizza pero este año rompió el molde. Con un canuto -hecho de masa y comestible- el interesado aspira la pizza por la nariz acompañándola de un fino puré de queso y un coulis de tomate. Para disfrutar del plato al máximo, Martín recomienda tomar una cucharada del coulis de tomate, snifarse un poco de pizza y luego comer un poco de la espuma de queso. No contento con semejante invento el cocinero presentó también una pizza de Coca-Cola (que hace efervescencia en la boca), una de gelatina, una de trufa blanca, mini-calzones de chocolate y una sopa de pizza.Martín debió dejar el boxeo ocho años atrás después de un accidente automovilístico y empezó a ayudar a su novia que trabajaba en una pizzería. "El boxeo me sirvió para algo porque, con tantas neuronas que me han machacado, se me ocurren muchas cosas raras", explicó.

Amplio currículo como pizzero

Fabián Martín reconoce que a raíz de la obtención de los campeonatos europeo y español en el año 2003, su carrera profesional dio un giro de 180º, ya que desde entonces le han llovido las propuestas y los proyectos laborales. En este sentido, relata que en la actualidad es socio de Fernando Arría, propietario de una de las cadenas de restaurantes más importantes de Barcelona, así como fue uno de los cocineros de la "cocina de la diversidad" del Fórum de las Culturas de Barcelona de 2004. Asimismo, comentó que en los próximos meses le espera una apretada agenda de cursos, porque después de Lanzarote viajará hasta Francia, Madrid y Nueva York, para explicar el secreto de su cocina.

Por último, Fabián Martín explicó que la pizza en sí no engorda, y que incluso es uno de los alimentos más sanos que se conocen. En este sentido, relató que lo que engordan son determinados ingredientes y los refrescos y complementos que se comen con ella.

LO MAS LEÍDO