La estudiante que denunció a una residencia recupera sus pertenencias pero seguirá con la demanda

Marián Sánchez afirma que el centro de Salamanca sigue sin devolverle el dinero de la fianza y del mes de junio

La estudiante lanzaroteña Marian Sánchez
La estudiante lanzaroteña Marian Sánchez

La estudiante lanzaroteña que denunció a una residencia de estudiantes de Salamanca por apropiación indebida ha conseguido finalmente recoger sus pertenencias. Sin embargo, afirma que el centro sigue sin devolver el dinero de la fianza y del mes de junio a los cerca de 80 afectados y que, por lo tanto, continuarán adelante con la demanda colectiva en los Juzgados. "Del dinero de momento no nos han dicho nada. Eso seguimos con el abogado para presentar la demanda", ha señalado Marian Sánchez. 

Fue la pasada semana cuando esta joven hizo pública su denuncia contra las residencias de estudiantes Helmántica I y II de Salamanca, a través de un vídeo en el que afirmaba que la propiedad de dichos centros no les permitían recoger las cosas que habían dejado allí al decretarse el estado de alarma por la crisis sanitaria del coronavirus y que se negaba a devolverles la fianza y lo cobrado por adelantado por el mes de junio.  

residencia helmantica
Puerta de una de las dos residencias Helmántica de Salamanca 

"Hay gente que dejó ordenadores, mi compañera por ejemplo dejó insulina y cosas de medicamentos y yo toda la ropa, pensando que íbamos a volver", relataba la joven, que el 28 de junio viajó hasta Salamanca para recuperar sus pertenencias sin éxito. Y es que afirmaba que, para poder acceder, la residencia obligaba a los estudiantes a firmar un papel como que rescindían un contrato, lo que suponía que "no iban a recibir ni la fianza ni el mes de junio", que eran "unos 1.300 euros por persona", algo a lo que los afectados se negaban. 

 

"No sabemos por qué nos han dejado entrar ni si va a haber trampa"

Ante ello, junto a otra compañera, Marian Sánchez interpuso una denuncia en el Juzgado solicitando medidas cautelares para poder recoger sus pertenencias. Sin embargo, afirma que antes de que la Justicia se pronunciara, la residencia cambió de opinión. 

"Me llamaron el viernes por la mañana para decirme que a partir del sábado ya podíamos pasar a por nuestras cosas, que había que firmar un papel, pero en este solo decía que recogíamos nuestros enseres y ya está", ha explicado la joven, 

"No sabemos por qué nos han dejado entrar ni si va a haber trampa", ha añadido Marian Sánchez, que no obstante afirma que por ahora "parece que no le falta nada a nadie". "Si después echamos algo en falta, ya veremos qué medidas tomar", ha apuntado la lanzaroteña.

Una lanzaroteña denuncia a una residencia de estudiantes de Salamanca por apropiación indebida
LO MAS LEÍDO