El Tradicional Desfile de Carrozas congregó a miles de arrecifeños a lo largo de la Vía Medular

Don Carnal desfila sobre ruedas

El color, la magia y la música envolvieron las calles de Arrecife en el Gran Desfile de Carrozas. Miles de personas se congregaron a lo largo de la Vía Medular para ver pasar el mundo de ilusión que, ...

Don Carnal desfila sobre ruedas
Don Carnal desfila sobre ruedas

El color, la magia y la música envolvieron las calles de Arrecife en el Gran Desfile de Carrozas. Miles de personas se congregaron a lo largo de la Vía Medular para ver pasar el mundo de ilusión que, como cada año, las asociaciones, organizaciones, empresas y amigos, crean para conmemorar la victoria de Don Carnal sobre Doña Cuaresma.

Un río de mascaritas y disfraces inundó las calles de la cuidad para ver pasar la imaginación y fantasía que representan las carrozas. La mayoría acuden todos los años y muchos de ellos coinciden en asegurar que cada año hay más participantes y los carros están mejor diseñados.

En esta ocasión, El Coso arrancó, pasadas las cinco de la tarde, de la Ciudad Deportiva hasta llegar al Cabildo, en un paseo donde no faltó la música, el baile, las máscaras y, por supuesto, los disfraces. Más de una veintena de carrozas desfilaron con sus mejores galas, derrochando alegría, felicidad y humor, que hizo las delicias del público asistente.

El ingenio y la imaginación estuvieron presentes durante todo el recorrido gracias a la fantasía que nos presentaba cada carroza. En esta edición, El Coso rindió tributo a los clásicos de siempre, como la dedicada al famoso hidalgo Don Quijote de la Mancha, junto con Sancho y Dulcinea. Uno de sus componentes nos comentó "que la idea surgió pensando en algo típico, además, queríamos hacer algo especial, nos acordamos del IV Centenario del Quijote y decidimos que le haríamos un homenaje".

"El Arca de Noé", con casi todos sus animales, apareció en El Coso de la mano de los vecinos de Yaiza. Además, en esta ocasión, también han tenido cabida las evocaciones orientales, un ejemplo de esto es la carroza del Ayuntamiento de Haria, que representaba una fantasía Tailandesa. Tres de sus integrantes nos comentaron que tardan mucho más tiempo en diseñar y elaborar los trajes que las carrozas, además, afirmaron "que la idea surgió mirando a una muñeca, en concreto a una Barbie". En este desfile también pudimos ver personajes de ficción como una carroza dedicada a Mortadelo y Filemón, que simulaba un coche del mítico cómic de Ibáñez. "Alí Babá y las Quemadas", "La Granja de Papá Juan" o "La Casa de Brujas" son algunas de las fantasías que desfilaron este año por el Coso.

LO MAS LEÍDO