CC OO sostiene que la solución a la violencia de género está en la educación

Un total de 436 Juzgados de Violencia sobre la Mujer, 17 de ellos en exclusividad, han comenzado a funcionar ayer en toda España, según lo previsto en la Ley Orgánica de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género. ...

Un total de 436 Juzgados de Violencia sobre la Mujer, 17 de ellos en exclusividad, han comenzado a funcionar ayer en toda España, según lo previsto en la Ley Orgánica de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género. Asimismo, hoy entran en vigor las nuevas medidas penales que castigarán con más dureza las agresiones contra la mujer.

Los ministros de Justicia y Trabajo y Asuntos Sociales, Juan Fernando López Aguilar y Jesús Caldera, han sido los encargados hoy de hacer un balance de la acción del Gobierno en la lucha contra el maltrato.

En Lanzarote, el Juzgado de Primera Instancia Numero Seis se ha convertido en el Juzgado de Violencia sobre la Mujer. Así se da por cumplido uno de loas aspectos fundamentales de la Ley Orgánica de Medidas de Protección Integral Contra la Violencia de Género.

Todos los casos relacionados con malos tratos

El nuevo órgano será el responsable de trabajar en todos los casos relacionados con los malos tratos a la mujer, tanto en su vertiente civil como penal.

El Juzgado Numero Seis instruirá los casos relacionados con la exigencia de responsabilidad penal por delitos relativos a homicidios, aborto, malos tratos, lesiones, delito contra la libertad, la integridad moral, la libertad sexual o, tal como establece la Ley, "cualquier otro delito cometido con violencia o intimidación, siempre que se hubiesen cometido contra quién sea o haya sido su esposa o mujer que esté o haya estado ligada al autor de los hechos, por análoga relación de afectividad, aún sin convivencia".

En el orden de los civil, el Juzgado de Violencia sobre la Mujer ostenta las competencias de filiación, maternidad y paternidad, nulidad del matrimonio, separación y divorcio, guardia y custodia de los hijos.

Los sindicatos lanzaroteños llevan años luchando por los derechos de la mujer y por la erradicación de la violencia de género.

17 juzgados de la Mujer

Tras las medidas adoptadas por el Ministerio de Justicia ante la apertura de 17 juzgados de la Mujer en toda España las organizaciones de trabajadores no podían reaccionar de otra forma que no fuera de satisfacción.

Sin embargo, el secretario general de Comisiones Obreras (CC OO), Ramón Pérez Farray, señaló en declaraciones a este diario que este tipo de medidas disuasorias no pueden considerarse como definitivas, ya que la verdadera

solución a la violencia de género estriba en la educación y la cultura de la sociedad. "Por la vía judicial no se arreglan estas cosas.

Más que crear juzgados lo que se debería crear de cara al futuro es una cultura de respeto a las mujeres. Aunque tal como está la cosa ahora es indudable que los juzgados pueden agilizar la solución a los problemas que existen", puntualizó Farray.

Educación desde la más temprana edad

La creación de una conciencia de tolerancia, igualdad y respeto sería para CC OO la principal solución que se tiene que dar a la violencia de género. En este sentido, la educación desde la más temprana edad es la única vía para generar una nueva cultura a largo plazo, en la que se respete no sólo a la mujer, sino a todos los sectores de la sociedad sometidos a algún tipo de discriminación o violencia.

"Pero como esto no existe a día de hoy, se tienen que instaurara mecanismos preventivos para evitar, en la medida que se pueda, esa violencia gratuita que se está dando" por todo el país. Pero en cualquier caso, "hay que invertir más en los ciclos culturales y de educación donde las propias instituciones colaboren" para la erradicación de las aberraciones que se dan en la sociedad actual. "Hay que crear foros y debates , que es lo que permite ir avanzando al conjunto de la sociedad", sentenció el secretario general de CC OO.

Por su parte, el destacado abogado lanzaroteño, Francisco Torres, coincidió con Farray en que la violencia de género es principalmente un problema de educación y concienciación social. Se da por supuesto que los juzgados de la Mujer serán una buena medida para reducir los casos o para al menos agilizar los castigos y la prevención, no es la solución definitiva.

LO MAS LEÍDO