ELIMINARON PROCESOS FINANCIEROS PARA PRIMAR LA "EXPERIENCIA DEL CLIENTE"

Un informe de los CACT confirma que no había mecanismos contra los impagos, que superaron los 2 millones de euros

No hay procedimientos para conceder crédito a las agencias y el de gestión de impagos es "muy general". Además, su cumplimiento depende de la "voluntad" del director económico financiero, que según el nuevo grupo de gobierno solo inició medidas contra una de las empresas

Un informe de los CACT confirma que no había mecanismos contra los impagos, que superaron los 2 millones de euros
Un informe de los CACT confirma que no había mecanismos contra los impagos, que superaron los 2 millones de euros

"No existe ningún procedimiento relacionado con la concesión del crédito" y el de gestión de pagos "existe", pero es "muy general", estando su cumplimiento a expensas del director económico financiero. Eso es lo que señala un informe elaborado por la directora de Experiencia al Cliente, Control y Auditoría de los Centros Turísticos, que reconoce que en los últimos años se han "eliminado" del "mapa de procesos" de los CACT los "relacionados con el ámbito financiero",  porque se dio "más importancia a los procesos relacionados directamente con el cliente, es decir, la prestación en sí del servicio". Y todo ello cuando los impagos a los Centros han llegado a superar los dos millones de euros, sin que la mayor parte de esa deuda haya sido siquiera reclamada.

Este informe fue solicitado por la nueva presidenta del Cabildo, María Dolores Corujo, después de que Coalición Canaria hiciera pública la deuda que mantiene con los CACT una empresa concreta, de la que es socia la pareja del actual consejero delegado, Juan Félix Eugenio. Sin embargo, tal y como desveló ya Corujo en el último Pleno, esa deuda ni es la única ni tampoco la de mayor importe, aunque sí es la única que la anterior dirección de los Centros reclamó por la vía judicial. 

El resto "se dejó crecer y ni siquiera se intentó reclamar", subrayan desde el grupo de gobierno, que ha hecho público el contenido de este informe sobre la "ausencia de gestión de la deuda y de riesgos crediticios". En total, según señalan, en los últimos años se han acumulado más de dos millones de euros en "deudas de difícil cobro", y más de la mitad (1.239.005 euros) pertenece a empresas privadas, habiéndose iniciado acciones solo contra una de ellas.

 

"A voluntad del director económico financiero"


"El procedimiento de gestión de impagos se ejecutaba a voluntad del director económico financiero de los CACT. Y aunque el informe señala que hay un proceso que se puede poner en marcha al generarse deuda, éste sólo ha usado una única vez: en el caso de Customer Travel", subrayan desde el grupo de gobierno.

Además, cuestionan que los llamados "mapas de procedimiento" de los CACT pasaran a centrarse en la "experiencia de cliente" y no en evitar  impagos a la entidad pública. Al respecto, la directora de Experiencia al Cliente, Control y Auditoría que ha elaborado el informe lo justifica señalando que se realizaban auditorías para verificar que los procesos se cumplían. Sin embargo, el grupo de gobierno destaca que esa evaluación la realizaban "agencias de calidad externas centradas en los clientes, pero que no son auditoras".

De hecho, el propio informe reconoce que nunca se plantearon reparos. "En ninguno de los informes emitidos por los auditores en los años de certificación se han emitido no conformidades relacionadas con el ámbito financiero. Las mismas han ido más relacionadas con los procesos de enfoque al cliente, garantizando la calidad del producto y servicio prestado", apunta al respecto, añadiendo que "esto puede ser por dos motivos: porque en el momento de la auditoría no se encontraron evidencias de que el procedimiento no se estuviera realizando adecuadamente o porque en el muestreo realizado no se escogieron los procedimientos mencionados".

 

"Toda agencia de viaje tenía derecho a trabajar con los CACT"


Dentro de ese procedimiento "muy general" de control de impagos, el dictamen señala que la deuda se clasifica por el tiempo transcurrido y no por el importe, que ni siquiera se tiene en cuenta. Así, cuando el impago acumula entre 60 y 90 días, el protocolo establece que "se llama por teléfono para avisar de necesidad del cobro"; cuando supera los 90 días "se envía carta avisando del corte del crédito"; y cuando pasa de los 180 días "se corta el crédito y se recurre a la asesoría jurídica", dependiendo todo el proceso del director económico financiero.

Sin embargo, el nuevo grupo de gobierno insiste en que esto no ocurrió con la mayor parte de las deudas y reitera que solo se actuó con una. Además, niegan que fuera un consejero socialista quien concedió el crédito a la empresa de la pareja de Eugenio hace una década, ya que el propio informe señala que hasta 2012 todos los créditos a las agencias de viajes se concedía de forma automática. "Toda agencia de viaje tenía derecho a trabajar con los CACT", precisa el dictamen, que explica que eso implica trabajar a crédito, ya que las facturas por las entradas se emiten al mes siguiente de realizarse las visitas.

Por último, en cuanto al estado del departamento económico de los Centros, también cuestionan que en la actualidad no hay un procedimiento reglado de entrega de facturas. "Hoy en día hay facturas que hasta se entregan en mano", subrayan.

LO MAS LEÍDO