La segunda gran crisis de Podemos sube de tono y podría llegar a los tribunales: “Les deseo suerte, pero que no nos utilicen”

​La dirección regional enviará escritos a los ayuntamientos para que Padilla y Muñoz pasen al grupo de los no adscritos y no descarta acciones judiciales si no lo hacen. “Lanzarote en Pie no es un partido ni tiene personalidad jurídica”, advierte

Podemos propone crear una mesa de coordinación de emergencias sociales en Arrecife

“Que les vaya bien. Yo les deseo suerte, pero que no nos utilicen a nosotros para una estrategia distinta”. Ésa es la advertencia que ha lanzado el secretario de Organización de Podemos en Canarias, César Merino, a los concejales Ramiro MuñozLeticia Padilla, que acaban de anunciar que abandonan el partido, pero sin renunciar a sus actas en los ayuntamientos de Yaiza y Arrecife, donde Padilla está liberada.

Desde la dirección regional consideran que “lo ético y lo correcto” sería que renunciaran a esas actas y que dejaran paso al siguiente de la lista, pero ambos han anunciado que no lo harán. Por eso, Merino ha adelantado que trasladarán un escrito a la organización estatal del partido y que cuando se certifiquen las bajas de militancia, se dirigirán a los ayuntamientos para notificar que estas personas “ya no representan a Podemos” y que “tienen que pasar al grupo de los no adscritos”.

“Han dejado de representar al partido por el que se presentaron”, ha subrayado, adelantado que si los ayuntamientos no atendieran su petición y estos dos ediles no salen del grupo político por el que se presentaron a las elecciones, están dispuestos a acudir a los tribunales. “La ley de municipios es clara”, ha defendido el secretario de Organización regional, que subraya que pese a que Padilla y Muñoz defienden que seguirán trabajando en nombre de Lanzarote en Pie, la realidad es que estas personas ya “no están integradas en ningún partido”.

“Lanzarote en Pie no es un partido político. No tiene reglamentos, ni estatutos, ni personalidad jurídica. Es un nombre de una coalición nada más, pero no tiene entidad jurídica”, ha insistido, cuestionando que ambos ediles “parecen haber actuado de forma organizada” y con el objetivo de “dañar al partido y legitimar una estrategia política”.

 

De “plataforma ciudadana” a nombre de la coalición

El nombre de Lanzarote en Pie surgió como una supuesta plataforma ciudadana poco antes de las últimas elecciones, aunque algunos de sus rostros más visibles eran miembros de Podemos, como Nona Perera y la propia Leticia Padilla, que era ya era edil de Arrecife por este partido y también secretaria general de la formación morada en la capital.

Después, ese paraguas se utilizó para intentar unir a varios partidos de izquierdas de la isla, como Somos Lanzarote, Izquierda Unida y Alternativa Ciudadana, aunque finalmente no prosperó, y la alianza terminó uniendo solo a Podemos y a Equo, que se presentaron bajo el nombre de Lanzarote en Pie – Sí Podemos. De hecho, desde IU llegaron a acusar a Podemos de haber "montado" Lanzarote en Pie para negociar al margen de la mesa de la confluencia que se había creado entre todas las formaciones.

Ahora, desde la dirección regional creen que los cargos que han anunciado que abandonan Podemos pretenden usar esa marca para constituirse como un nuevo partido o coalición de cara a las próximas elecciones, pero insisten en que no pueden usarlo ahora, para terminar el mandato bajo el nombre de un partido que actualmente no existe como tal, y por eso reclamarán que pasen al grupo de los no adscritos.

“Podemos entender que son decisiones personales y las respetamos, por supuesto, pero lo que no cabe dentro de un partido es esto. Que se venga a decir ahora que Podemos no les representa, me parece una manera de eludir la responsabilidad. Podemos no está para representar a los cargos electos, son los cargos electos los que tienen que representar a Podemos, y su política y sus compromisos en las instituciones en las que se está”, ha cuestionado el secretario de Organización regional.

Además, César Merino también considera infundado el principal argumento que han dado para su marcha, que es la “falta de comunicación” dentro de la formación morada. Al respecto, ha reconocido que no se han venido celebrando reuniones, salvo algunas telemáticas con determinados grupos, pero lo ha achacado a la pandemia. De hecho, ha cuestionado también el momento elegido por los concejales y el hecho de que hayan salido a hacer declaraciones en los medios para anunciar su baja en Podemos, cuando entiende que “no estamos para perder tiempo con nuestras cosillas”, dada la actual “crisis sanitaria, social y económica”.

“Me parece un poco excesivo decir que dimito porque falta comunicación o porque no se haya podido hablar con él”, ha cuestionado en referencia a Ramiro Muñoz, subrayando además que la actual dirección “apenas lleva tres meses”. “Me parece que subyacen otras cosas”, ha reiterado.

 

Una “herida abierta” desde la anterior crisis interna

En el caso de Muñoz, él mismo ha explicado en Radio Lanzarote-Onda Cero que su malestar viene desde la anterior crisis en Podemos, coincidiendo con las pasadas elecciones. En ese momento anunciaron que abandonaban el partido los tres consejeros del Cabildo, con Carlos Meca a la cabeza, que había sido el secretario general de Podemos en la isla desde su creación. Y con él se marchó toda la dirección insular y también otros miembros del partido, incluido el entonces concejal de Arrecife Daniel Cabecera.

Ramiro Muñoz, que ha recordado que con Meca tenía una “comunicación semanal”, decidió quedarse y repitió como candidato en Yaiza, aunque ahora afirma que desde entonces ya no ha existido esa comunicación con el partido. “Qué falta de confianza tendrán ellos conmigo y yo con ellos, cuando no hemos tenido ninguna toma de contacto”, ha señalado con respecto a los actuales consejeros de Podemos en el Cabildo, Miriam Barros y Jorge Peñas, que en realidad no pertenecían a la formación morada ni participaron en las primarias.

Por su parte, el secretario de Organización regional reconoce que aún hay una “herida abierta”. “Sabemos dónde estamos, sabemos que ha habido problemas en el pasado y que hay que lidiar con todo esto, pero creemos que estamos en el camino correcto de aliviar toda esa tensión que se vivió en el pasado. Hay gente que no quiere pasar página, pero nosotros insistimos en que hay que hacerlo, porque tenemos que ir a unas elecciones fuertes y con un partido cohesinado”, ha defendido.

No obstante, en el caso de Leticia Padilla, su marcha de Podemos nada tiene que ver con aquella primera gran crisis. De hecho, en ese momento ella fue una de las opositoras al liderazgo de Meca, que terminó abandonando el partido tras perder por un voto de diferencia las primarias para repetir como candidato al Cabildo.

Los militantes que se marcharon entonces con él denunciaban que la dirección regional había tenido "claras injerencias para intentar condicionar el resultado” de esas primarias y que además, “para conseguir ese objetivo, permitió que personas ajenas al partido marcaran el futuro de Podemos en la isla e incluso les animó abiertamente a inscribirse y a votar", ya que cualquiera podía hacerlo. De hecho, señalaba que en esas primarias "hubo una evidente participación de miembros otros partidos con los que la candidatura de Nona Perera prometía una supuesta confluencia y, por si fuera poco, ella misma reconoció que incluso había recibido votos de personas de Coalición Canaria y el Partido Popular", que terminaron marcando una ajustadísima votación.

Ahora, precisamente una de las defensoras de aquel intento de confluencia -que terminó solo con la unión a Equo bajo el nombre de Lanzarote en Pie-, es la que abandona Podemos, en lo que es una nueva ruptura en el partido, ahora dentro del 'bando' que se impuso en la primera crisis.

 

El camino hacia las próximas elecciones

En cuanto a Ramiro Muñoz, aunque este martes ha asegurado que no había hablado previamente con Leticia Padilla de su decisión, lo cierto es que los dos han dado el mismo paso en menos de 24 horas.

Además, ambos han usado los mismos argumentos, y los dos afirman que seguirán “trabajando con Lanzarote en Pie”. Respecto a si tiene intención de presentarse a las próximas elecciones bajo unas nuevas siglas, Muñoz no lo ha confirmado, pero tampoco lo ha descartado: “Si he salido de un matrimonio, no me preguntes por un matrimonio para dentro de dos años. De aquí a dos años no sé, vamos a dejar que corra el tiempo”.

Por su parte, pese al retroceso que tuvo la formación en la isla en las pasadas elecciones -después de haber llegado a ganar incluso unas elecciones al Senado-, el secretario de Organización regional asegura que Lanzarote sigue siendo para Podemos “un bastión” y que continúan “apostando” y “confiando” en el partido en la isla. 

En cuanto a los siguientes comicios, tampoco ha querido aventurar cómo concurrirán, aunque desde hace tiempo están intentando reforzar la marca de Podemos y no descartan volver a presentarse bajo su nombre. “No diré que no, pero tampoco diré que sí. Creo que es importante la marca, pero también es verdad que el espacio de confluencia es muy importante, sobre todo en Canarias. Siempre hemos tendido a dividirnos entre nosotros mismos y es importante aunar, pero sí que es verdad que tiene que haber un sentido y un compromiso. No vale que después de que se hace esto, cada uno tire para un lado. Eso lo que hace es romper la cuerda”, ha cuestionado César Merino.

Leticia Padilla, concejal de Arrecife
Leticia Padilla también deja Podemos pero no renunciará a su acta de concejal en Arrecife
Ramiro Muñoz, concejal en Yaiza
El concejal Ramiro Muñoz se da de baja de Podemos por la "falta de comunicación" que hay en el partido
LO MAS LEÍDO